You are currently browsing the category archive for the ‘Reflexiones’ category.

Enviado por Mª José Pérez González el pasado día 26:

Me han mandado esta carta, que publicó el Obispo de Palencia hace unos días; me parece que puede ayudarnos a comprender a Teresa de Calcuta y, al mismo tiempo, podremos comprender y saber encauzar nuestros tiempos de oscuridad….  Un abrazo. Marixi.

LA SONRISA DE MADRE TERESA, DIEZ AÑOS DESPUES

El 5 de septiembre se han cumplido diez años de la muerte de la Madre Teresa, proclamada beata por Juan Pablo II en 2003. Su figura era tan popular y su obra al servicio de los más pobres, tan difundida, que muchos hubiesen podido pensar que poco más cabría añadir a lo ya conocido. Sin embargo, su proceso de beatificación permitió que saliese a la luz un mundo interior de Madre Teresa, que había permanecido desconocido incluso para sus más allegados, y que ella únicamente había manifestado a sus directores espirituales y al Arzobispo de Calcuta. Conservamos una carta de Madre Teresa, dirigida el 30 de marzo de 1957 a su Arzobispo, en la que le solicitaba permiso para destruir los documentos en los que ella había abierto anteriormente su corazón ante su pastor: “Deseo que el trabajo sea sólo suyo (de Jesús). Cuando se conozcan estos detalles, la gente pensará más en mí y menos en Jesús”. Afortunadamente, el Arzobispo no hizo caso de este ruego, y gracias a ello ahora podemos conocer “por dentro” a esta mujer de Dios. Por lo demás, los temores de la Madre Teresa eran infundados: conocer su historia no nos distrae de Jesucristo. Muy al contrario, nos lo hace más cercano, y al mismo tiempo nos permite entender esa expresión que a ella tanto le gustaba repetir: “soy un pequeño lápiz en sus manos”. Lee el resto de esta entrada »

  • JoséLuís, Barcelona, sábado, 2 de junio,.

Hola, Alfredo, buenos dias  Creo que es uno de los textos más bonitos e interesantes, al menos para mi. Te dire que es bien cierto que la muerte no divide a los que aman, pues en mi experiencia y a pesar de la ausencia física de mi hijo, cada dia lo siento como mas cerca e incluso el amor es cada dia mayor. Por otra parte en lo que comenta de que el padre perdona pero no borra el remordimiento coincide con bastantes escritos que son de la misma opinion, entre ellos uno que tu mismo me recomendaste mis aventuras en la otra vida. También ha salido el Libro Entre el cielo y la tierra de Vallejo-Najera, que a continuacion te transcribo el resumen. [No incluyo este interesante resumen, por falta material de espacio. Alf.]    Un abrazo   Jose Luis,,,,

  • Marian, Gijón, 4 de junio.

Gracias Alfredo por estas cartas de Pierre. Que maravilloso que nos amen nuestros seres desencarnados, que nos presten ayuda, y que ojola mas como Pierre se comunicaran con nosotros. Mi padre, nunca ha muerto, porque lo llevo en mi corazón, y siento que el sigue ahi tambien queriendome como lo hizo en vida. Asi tengo fe y confianza en volver a estar con el.Gracias, son preciosas, te deseo mucha luz, amor, y salud para seguir compartiendo con nosotros.                

Marian

  • Encarnita, Granada, 4 de junio

Muchas gracias por esta nueva florecilla. Eres un maravilloso cartero de Pierre, que nos trae buenas nuevas para aprender. Estoy muy de acuerdo con lo que destacas de esta carta. En el Vuelo percibes esa Comunión de los Santos y ese generoso don del compartir el Amor. Es su flujo que va de unos a otros. Allí percibes que todo se hace extensivo a todos, no hay ese tuyo o mío de aquí.Dice Pierre que el instrumento más armonioso fue “el alma de María, la madre de nuestro Salvador”.Además nos la dejó como Madre de todos y en el Vuelo también traspasa ese Amor de Madre, se siente.¡¡Cuanta razón tenía Pierre en sus cartas escritas tantos años atrás!!. Son actuales para cada tiempo.Un fuerte abrazo querido amigo.

Encarnita

[Intercambios con Javier, alemán casado en Valencia y que prepara la edición castellana del libro de su compatriota Sigwart, soldado alemán que murió, como Pierre en la Primera Guerra Mundial]

Alfredo, martes, 29 de mayo de 2007, [Le hablo de Pierre y Sigwart. Le propongo escribir algo de Sigwart en cada una de las comunicaciones que se vayan enviando. Le pido permiso para enviar sus comentarios]  Javier, Valencia, viernes, 1 de junio.

Amigo Alfredo, Me parece bien que envíes mis comentarios a tus amigos. Por otra parte yo los veo más bien como apuntes imperfectos, eso sí, hechos de buen grado por la amistad que nos une. Es cierto que soy bastante perfeccionista, no lo puedo evitar. No siempre suele ser una ventaja, pero en las cosas de la fe no está demás.La oración a la que hacía referencia el extracto de texto que incluí ayer, lo voy a insertar a continuación. Las oraciones y meditaciones, que Sigwart transmite a sus familiares, las recibió de sus guías espirituales y son por tanto de mucha profundidad, aunque quizá nuestra mentalidad ‘de aquí’ no siempre lo perciba, por lo que Sigwart pide a los suyos lo siguiente:

Lee el resto de esta entrada »

Mª José Valdelomar, Antequera (Málaga), 23 de mayo de 2007  

[Los correos de Mª José respiran una enorme sinceridad y espontaneidad; por eso creo que hay que respetar totalmente su estilo y modo de decir]    

Hola Alfredo; quería decirte en un ratito que tengo muy pequeño, que la última comunicación ha sido especialmente interesante, en todos los sentidos, Había de todo, poesía, sufrimiento, (la pobre María con las operaciones!!). Especialmente la poesía de E. Backfish, (no recuerdo si es correcto), la buscaba desde hace tiempo. Me aprendí el trocito que venía en un libro, (el de que Jesús lo llevaba en sus brazos) y es de las cosas más bonitas que he leído (Y no me gusta la poesía, que solamente leí, como todos, a Becquer de adolescente).     Yo no sé bien que decir para el próximo curso, sinceramente. Hay otras opiniones mucho más válidas que pueden decirlo, pues además ellos asisten, y están más cercanos unos a otros. Lo de las conferencias sí que me parece importantísimo. Son muy, muy interesantes.    

Alfredo, yo sé que tú me crees a pies juntillas. Pero ya tengo cierto pudor al hablar de esto. Hace unos días escuchando cinta antigua, oigo: “Qué graciosa está Alejandra con los dos dientecitos” Y ésta cinta que yo escuchaba en ese momento era de Febrero, y a mi nieta le han salido los dientes hace una semana escasa!!!. Lo escuché tan claro como que estoy aquí. Ya hace una temporada, oyendo otra cinta, escuché voz de hombre, que decía “Te hablamos mentalmente. Estamos en un mundo muy feliz. Ahora mismo tengo delante (no sé qué planeta dijo) Y es maravilloso” Pues apagué el ordenador, y asustada, pensé a mí se me está yendo la cabeza ya con esto…!!! Pues nada, vuelvo a escuchar unos días más tarde, porque yo tengo una cinta que por ejemplo no dejan de hablar en el fondo (una conversación muy curiosa con mucha gente) es larga de explicar, ya te lo explicaré mas adelante. Pues hago la prueba de escuchar cinta cualquiera de las que tengo, y me pasa igual. Me hablan en directo, por medio del programa que tengo en el ordenador, pero al mismo tiempo que escucho una cinta cualquiera grabada..

Lee el resto de esta entrada »

Remedios, Guadalajara, jueves 19 de junio

Hola soy Remedios, gracias por contestarme tan pronto y te agradezco mucho la dirección que me has mandado de Carmen con la que me pondré rapidamente en contacto.

Además de mandarme esa información que mencionas en la cual si estoy muy interesada, me gustaría que me comentaras si conoces algún suceso parecido al que te conté, o que me digas tu opinión al respecto.

Hoy si te puedo mandar la foto del cuadro cuando todavía estaba colgado en la pared, ya lo quitaron porque les daba miedo, y lo tengo yo guardado. Si pienso que puede ser una señal de mi madre, de que esta bien, no me da miedo, sino que me tranquiliza.

Sin más te mando un cordial saludo.

Remedios 

Lunes, 28 de mayo, José Carlos Tutor, Santiago de Compostela, A Coruña.

Querido Alfredo: Desde el día que recibí este email quería decirte que me ha gustado mucho. Desgraciadamente hoy mucha gente que se llaman cristianos (?) (incluso algunos sacerdotes) de una forma mas o menos velada consideran a Jesucristo solo una figura ideal de etica-politica y claro, de ahí a considerarlo solo un compañerete mas de lucha contra el poder establecido hay solo un paso. Creo que en la apreciación de la formidable dimensión de Cristo nos da un ejemplo admirable la Iglesia Ortodoxa. Un abrazo. J.Carlos 

Lourdes Gálvez, Madrid. [Lourdes nos invita a cultivar unas virtudes útiles para caminar por la vida. Elijo una que me parece especialmente relevante:]
SINCERIDAD
Deja que tus palabras coincidan con tus pensamientos.
Deja que tus acciones coincidan con tus palabras.
Deja que haya armonía entre tus pensamientos,
palabras y acciones.

Ana, Córdoba, 20 de mayo de 2007-05-20

Gracias Alfredo por este trabajo que haces, me parece muy importante, pues representa mantener la unión y la comunicación dentro de la diversidad y ese es un gran paso. Se lo he enviado a una amiga de mi grupo y me dice que lo ha leído entero, pues es una persona que su afán es aprender y servir conscientemente. Por supuesto que es muy respetuosa y por eso lee todo, porque de todo se aprende, si esa es nuestra intención. Todos podemos ayudarnos y servirnos..No puedo opinar con lo de internet porque yo en este tema soy muy elemental y por lo tanto no estoy enterada. Muy bonitos los correos y el de Montserrat muy ilustrativo con el documento que acompaña.
Te voy a hacer partícipe de algo que estoy estudiando ahora y que a mi me ha parecido como si descubriera América. Esto me pasa cuando veo con claridad algo y cuando esto ocurre yo pienso que es un regalo que se nos hace. Bueno, pues el tema, por decirlo de alguna forma, es que la PRIMERA PALABRA es el sonido, LA PALABRA, que es Divina, y por eso se nos dice que “el Verbo se hizo carne”, porque a través de la palabra vino el efecto de la creación. La Segunda palabra es LUZ, porque tenemos un pensamiento, creamos una forma mental que produce manifestación externa  y se desvela, por medio de la LUZ, lo oculto, lo que originó LA PALABRA. La tercera palabra es VIBRACIÓN, que es la intención y vitalidad que lleva esa PALABRA Y ESA LUZ. Con la vibración se vitaliza, se magnetiza.
De todo esto se desprende el gran cuidado que hemos de tener con la palabra y con el trabajo de la mente que es la que la produce. Igual tú sabes todo esto y muchísimo más, pero no importa, compartir es bueno, sobre todo cuando nosotros pensamos que es bueno.

Un abrazo.         Ana

Alfonso, Madrid, 4 de junio de 2007

Querido amigo Alfredo:

Esta vez se nos han complicado las cosas y no podemos ir a la comida de fin de curso, ni Sefi ni yo. Nos viene ese mismo día de República Dominicana la señora (“doña”, dicen ellos) Fidelina, de la misión donde pasó 20 años Martín, y se quedará a comer en casa… ¡Otra vez será! ¡Con lo que me gustan a mí esas comidas!

Me han encantado las últimas cartas de Pierre… Tienes razón, muchas de esas cosas su buena madre ni las olería: (La Trinidad: las tres “definiciones” del  ÚNICO DIOS… Lo de las “personas distintas” es lenguaje metafórico…) ¡Cómo me recuerda a “nuestro Marcos Rodríguez”:  “Mi relación personal con Dios siempre será como UNICO DIOS. Debemos superar la idea de que crea el Padre, salva el Hijo y santifica el Espíritu santo. Esta manera de hablar es metafórica… Todo en nosotros es obra del ÚNICO DIOS”.

Alfredo, ¿no crees que ha sido “providencial” conocer a este hombre como a “nuestro Pierre” (nuestro S.Juan de la Cruz del siglo XX?) ¡QUE DIOS TE BENDIGA POR TUS TRADUCCIONES!  Voy a hacer todo lo que pueda por asistir a la reunión a las 5,30 del martes, aunque me sea totalmente imposible asistir a la comida.

Un abrazo llenito de amistad: Alfonso.  

Elías, Oviedo.

[Nuestro querido amigo Elías reflexiona sobre lo esencial a que se aludía en la carta anterior:

¿Qué es para ti lo esencial en la vida? Y, si eres creyente: ¿Qué es para ti lo esencial del Evangelio?]

Lee el resto de esta entrada »

Nieves [perdió a su marido el 11-M (José Luís, Madrid)]

3 de diciembre de 2006.

Querido Alberto:

Hoy termino un curso de educación afectivo sexual, en el que he aprendido y recordado muchas cosas, herramientas que me servirán y ayudarán en mi tarea de ser madre y padre.Ayer se habló del amor de pareja, y salió el tema, de qué se puede hacer para vivir el momento del encuentro íntimo sin llevarte acuestas los problemas del día a día, rutina, trabajo, hijos…Y yo no podía dejar de pensar en tí, en nuestros momentos de verdadero encuentro, tan profundos, que no sólo se fundían nuestros cuerpos, sino nuestras almas; y me sentía tan querida y dichosa por la vida, por tí, por estar juntos, que sentía una gratitud infinita de poder tenerte y compartir mi vida contigo.Pero hemos tenido también momentos de desencuentro, en los que nos separaba la irracionalidad de sentirnos superiores al otro, en pensar que nuestro criterio era el correcto, orgullo para no rectificar y miles de situaciones cotidianas que han provocado discusiones sin sentido que nos separaban.Y ahora, mi vida, todo eso que entonces era un mundo y nos hacía sufrir….sería maravilloso poderlo vivir a tu lado, siendo consciente de que tú y yo, estamos y nos queremos por encima de todo eso. Que no hay mayor sufrimiento, que el no tenerte a mi lado para reconciliarme contigo, y simplemente parar el reloj, el tiempo, para mirarte a los ojos, cogerte de las manos, sintiendo tus latidos en ellas, y decirte simplemente con la mirada “Te amo”, “Te amo más allá de tus defectos y los míos, y de nuestras limitaciones”.Tú me llevabas de la mano, cuando me faltaban las fuerzas, en nuestro caminar juntos por la vida. Y ayer, aún sabiendo que SOMOS UNO, y nuestro AMOR está por encima de la muerte, porque así lo he experimentado; sentí una soledad inmensa cuando llegué a casa y no me recibiría nadie con los brazos abiertos, como lo hacías tú.Y ahora, simplemente me digo a mí misma, ¡Cuantos pequeños y sencillos gestos no disfruté de verdad e intensamente en el mismo momento en que se daban!¿Quién se podría imaginar que serían los últimos?.Desde el mismo momento en que fui consciente de que no podría abrazarte más, mi corazón y mi alma sintió la necesidad de gritarle al mundo: ¡quereos mucho! ¡quereos mucho!. Estáis a tiempo, no lo malgastéis.La vida es un regalo, y sólo te das cuenta de la fragilidad de la misma cuando se va.Y ahora, mi amor por tí, y tu amor por mí, ha superado la barrera de lo físico, y vuela y siente su eternidad.Vivo en la certeza de sentirme querida por lo que soy y a pesar de lo que soy, y de que tú eres “mi angel” que guías mis pasos hasta que nos volvamos a encontrar.

Te amo, tu esposa,

Nieves

Fin de semana de Encuentro Matrimonial, Noviembre 2001

¿Porqué quiero seguir viviendo?  No sé como empezar, al leer la pregunta me ha dado un vuelco al corazón, pues pensaba que sería algo relacionado con nuestra relación, y aunque si lo está va mucho más allá.Estoy tan sensible que no puedo dejar de llorar, estoy aquí escribiendo delante de la ventana, viendo el cielo y un ciprés robusto creciendo sin torcerse hacia lo alto como buscando a Dios, no importándole nada más, y esta sensación me dá tanta paz interior que solo por eso merece la pena vivir.Vivir para caminar juntos y descubrir el plan de dios que hay para nosotros, un plan de amor, de perdón, de entrega mutua, no sólo para nosotros sino para nuestras familias y amigos.

Hay tantas cosas por hacer, aunque sepa que puede suponer un esfuerzo muy grande y a veces esté tan cansada que sólo me vengan pensamientos negativos que no me dejen ver más allá, que incluso me hacen pensar como sería el mundo sin mí, sin ti., y me viene a la memoria la película de “que bello es vivir”, donde un ángel le muestra al protagonista como hubiera sido el mundo sin él, sin ti.Siento a veces que, como Dios puede escuchar con atención a tantos millones de personas que somos, que como le va a importar mi insignificante problemilla en comparación con tantas situaciones graves y dolorosas de verdad que pasan a otras personas. Y pienso que no merezco nada, de qué me quejo si tengo lo más importante.

Y es cierto Dios me da fuerza para vivir y luchar, y que quiero vivirla para vivirla contigo y contagiarnos mutuamente de esta alegría de sentirnos queridos, sin temor a demostrarlo delante de la gente y ayudar a descubrir a los que nos rodean que lo más importante es el AMOR y el amar sin reservas y que hay que vivir para que (si aun no se ha descubierto, pues nada ni nadie ha surgido en el camino para decírtelo, o porque está cegado por otras cosas que no tienen importancia) pueda experimentar este gozo, esta alegría y paz interior de sentirme amada y con la ilusión y fuerza de estar junto a ti, Alberto, y decírselo al mundo.Hemos tenido experiencias dolorosas y otras muy hermosas que ayer comentábamos, y que nos han marcado en nuestra vida de pareja, nuestros viajes a Italia, la peregrinación a Tierra Santa, hacer el Camino de Santiago, y éste último más que otros, pues he descubierto que lo que nos ofrece la vida es muy hermoso y maravilloso, sólo hace falta que estemos atentos y abiertos, para descubrir lo que hay detrás de las cosas, de las personas de las situaciones que nos ocurren, ¿por qué me complico tanto la vida? Cuando Dios no quiere eso para mí.Ahora nuestra vida es una, y vivo por ti.

 Me ha gustado mucho escuchar la comparación que han hecho cuando han dicho:“Soy el muro en el que es apoya la hiedra para crecer”, Y así me gustaría sentirme, muro a veces, para ayudarte a ti cuando necesites apoyo, y hiedra otras para yo apoyarme en ti, si no encuentro la luz.Quiero seguir viviendo, porque creo que tengo que cumplir una misión, pero lo bueno es que no lo veo como una obligación, o no quiero sentirlo así, la misión de dar mi vida, ofrecértela a ti, Alberto, a nuestras familias, amigos y a la gente que me necesite, pues mi vida no me pertenece, siento y ahora más que nunca que ha sido una donación generosa de un AMOR superior, y por tanto, siento que yo a su vez tengo que donarla, por que sino, como dice la parábola, sería una semilla que caería en roca y se secaría.Quiero vivir para conocer la cara de nuestros niños, que un día fueron abandonados, pero yo estoy aquí, contigo para acogerlos y amarlos como míos, por que se lo merecen y ellos, no tienen la culpa de la sin razón, egoísmo y ceguera del mundo que nos ha tocado vivir.

Siento que he perdido el tiempo, y siento ganas de demostrarme a mí y a tí Alberto, que la vida es maravillosa, que nosotros la complicamos. Que la felicidad no hay que buscarla fuera, que la felicidad está dentro de nosotros, y lo malo, es que ahí es donde nuca miramos.

Me acuerdo cuando comenzamos nuestro camino de Santiago, cuando yo escribía que salíamos un domingo a las 7.30 de la mañana, y que era un día triste, estaba oscuro lloviendo, hacia frío, pero que era solo en la climatología, pues dentro de mí, me sentía gozosa, feliz por el camino que emprendíamos y temerosa a la vez por si no lo conseguíamos.Siento y recuerdo nuestra imagen con las capas de agua, intentando taparnos bien para no mojarnos, pero estaba feliz, no me sentía contrariada por el mal tiempo y ahora lo comparo con las posibles situaciones que podamos vivir, puede que exteriormente haya truenos y relámpagos, que las cosas se pongan feas, pero que si yo internamente busco y siento amor, puedo dar sentido a lo que sucede, y en vez de agobiarme y cabrearme, crezca interiormente y sea mejor persona.

Pero también puede haber otra comparación, que yo me ponga la capa de agua, el caparazón, para refugiarme en mi interior y no querer saber nada de lo que sucede fuera de mí, sin importarme, y entonces me sentiría protegida, pero ¿qué sentido tendría mi vida?Sé que esto lo he hecho muchas veces, cerrarme y pensar que lo que yo pudiera ofrecer no valía nada, pero me viene a la cabeza lo de “Dios no hace basura”Yo soy muy importante para Dios y para mi marido. Que he tenido oportunidad de conocer a las personas que me han guiado y que Dios me ha dado fuerza para tener los ojos abiertos y el corazón, para escucharle y estar atenta a sus llamadas, y que estoy aquí, que me lo ha dado todo y a veces no lo he sentido así. Que soy muy afortunada por tenerte a ti cariño, por tener a una familia, amigos que me quieren, tener salud, trabajo, todo.Gracias desde lo más hondo de mí. Quiero seguir viviendo para agradecer cada instante de mi vida y demostrárselo a los demás.

Y ahora Alberto, estoy aquí. La sin razón te ha apartado físicamente de mi lado, pero no de mi corazón, de mi alma. Tú que me ofreciste lo mejor de ti, tu amor, tu vida, y me enseñaste a sacar lo mejor de mí. Ayúdame, ahora que estás más cerquita aún de Dios, a no olvidar lo que te escribí aquel día, aunque en estos momentos me cueste. Porque tenemos una hija, una familia, unos amigos maravillosos, a los que tengo que dar todo tu amor, que recibí y sigo recibiendo de ti cada día.

Te quiero muchísimo y siempre te querré. Tu esposa Nieves

Mª José Valdelomar, Antequera (Málaga).  Hola Alfredo; te quiero agradecer enormemente estos archivos tan maravillosos que me mandas, y también quería comentarte algo sobre el cuestionario de éste mes.Pienso que hasta ahora ha ido mejorando todo. Todo el mundo se implica cada vez más, y si te fijas, cada vez somos más sinceros. Nos vamos quitando la coraza de prejuicios adquirida a lo largo de toda nuestra vida, poco a poco. Y éso anima a los demás, que se sienten todavía con las ataduras de la educación adquirida. Somos más verdad, creo yo. Y éso hace muchísimo al resto de los que lo leemos. Y nos hace bien. Incluso como tú bien decías el publicar las opiniones de los demás no significa que tú o nosotros estemos de acuerdo. Cada uno tiene su cabecita y su raciocinio para depurar y asimilar lo que nos llena o no.Por éso la línea de lo que hasta ahora hemos ido siguiendo, me parece maravillosa. Sí que es verdad que cada uno debemos aportar lo que tengamos a nuestro alcance. José Luis con el Vuelo, yo, pienso que con las psicofonías, (que quisiera insistir en que lo hiciera quien pudiese). Tú con las traducciones, para qué voy a decir nada!! Trabajo inconmensurable.Y creo que importantísimo, traer personas como las que hasta ahora nos han visitado. (desgraciadamente, algunos no podemos asistir, pero buen cuidado que tenéis de mandarnos resúmenes, vosotros, queridísimos amigos). Bien es verdad que hace falta dinero  ¿no? Pero si hacemos un esfuercillo, merece la pena.

Bueno, espero que siga contestando a los cuestionarios, Alfredo. Hago firme propósito de la enmienda… Un abrazo muy grandísimo. Pachulita

María L., Madrid, sábado, 24 de marzo, 2007 14:39:57Asunto: Recibo libro Dr. FericheGracias por enviarme el libro. He querido entrar para ponerte el recibo, pero no resisto estar sentada. Hace muy poco de la intervención. Estos posoperatorios son tremendamente duros y largos y, sólo al cabo de bastantes meses, se ve el resultado. En mi caso, como el tema es que hago fibrosis, eso no lo puede evitar nadie, ni el cirujano, ni yo, ni nada que haga nadie (salvo que Dios se apiade esta vez).¿Qué posoperatorio es bueno? No conozco ninguno. Sea de lo que sea.Confío en que te pusiste en contacto con mis amigos de Barcelona para decirles cómo había salido todo. Es que no puedo estar más tiempo en este trasto. Me voy a la cama otra vez, a soportar lo mejor posible la situación. Hay días mejores y días peores, como en todo. Lo único es que, aunque haya operado bien el cirujano (la vez anterior lo hizo, la operación no se había movido), yo formé queloides y la cicatriz que hice se enganchó a la nerviación y ha habido que despegarla y extirpar la fibrosis. Además me ha intervenido también el disco superior a ése porque, de ser protusión, había pasado a herniarse. Así que son dos niveles. Estoy matá… A ver si esta vez no hago esa cicatriz. Es genético y nada se puede hacer, sino esperar a ver qué ha ocurrido. Menuda gracia. Meses para saber si he vuelto a formar la misma o no. Disculpa el tono de este correo, es que estoy en un momento bajillo. Luego me rehago y tiro hacia delante. Es normal en mi situación de dolores y dudas. Pero, lo mismo que he salido en otras ocasiones, saldré de esta. No sé cuando volveré a conectarme. La verdad es que llevo operada 12 días de 2 niveles de la columna. Y es la cuarta intervención en dos años y pico. Sin contar el menisco, que sería la quinta. Dios proveerá. Me sacará de ésta. Si yo aguanto, Él hará el resto.Recibe un fuerte abrazo y gracias por todo.  María.

Ana, Córdoba y Alfredo, Madrid.[Para los que no tienen correo electrónico: lo de las “florecillas” a que aquí y en otras partes se alude, son pequeños fragmentos que envío a medida que los traduzco (Alfredo)] Ana miércoles, 28 de marzo, 2007 23:06:01Asunto: RE: Florecilla de Prieur Muy interesante y aleccionadora esta florecilla, para mí además de poesía y amor encierra un gran conocimiento. Gracias, Alfredo.  Estoy leyendo un libro que se titula “EL DISCIPULADO EN LA NUEVA ERA I” que es todo importante, pero sobre todo, de lo que llevo leído hasta ahora hay algo que me ha llegado sobre manera porque me parece muy lógico y sabio, y es que el discípulo, el que de verdad se compromete en el servicio, debe hacer su trabajo sin esperar nada. Se ha hecho el trabajo que correspondía  y lo demás ya no es cosa nuestra, así que no hay lugar ni a la vanagloria y al hundimiento. Y a propósito, enlazo este tema con el bonito correo del otro día sobre Fleming. Su padre prestó un servicio sin esperar nada y luego Dios quiso que viera el premio, pero aunque a veces nosotros no lo veamos, el fruto del buen trabajo siempre estará.  Saludos………….    Ana

Alfredo.  29 Mar 2007 09:41:40 +0000 (GMT) He tenido que salir un momento y por eso he aludido tan brevemente a la idea que comentas sobre EL DISCÍPULO DE LA NUEVA ERA. Me refiero a lo de hacer lo que uno debe, sin esperar nada a cambio.   Me gusta mucho esta idea y  creo es muy evangélica y muy ignaciana. Me parece muy evangélica porque creo que es la entraña misma de la pobreza evangélica: ¿Qué tienes que no hayas recibido? dice san Pablo. Y si es así, ¿de qué vanagloriarse? Me da pena que, en nuestra cultura “cristiana”, se haya “materializado” tanto el tema de la pobreza. Ser pobre, a mi juicio, no es no-tener y ser luego unos egoístas que no dan nada, sino a cambio de algo y, a veces, encima con mala cara. Si fuera así, ¡adiós el hacer negocios y la parábola de hacer fructificar los talentos, entre otras cosas!
      Me parece que la pobreza evangélica consiste fundamentalmente en poner a disposición de los demás lo que tenemos, sin esperar nada a cambio. Si yo tengo posibilidad de traducir cosas que a otros puedan hacerles bien, debo
ponerlo gratuitamente a disposición. Subrayo lo de gratuitamente, porque, en mi caso, no vivo de esto, sino de una pensión de jubilación. Pero si uno vive de lo que hace; por ejemplo, una persona que recibe “full time” a la gente para atenderla, aunque sea espiritualmente, debe cobrar para poder vivir. Si ha dejado a libre disposición de cada uno la cantidad a entregar por el tiempo que dedica y no le llega para cubrir dignamente sus necesidades, puede tranquilamente cobrar una cantidad para cubrir sus gastos. ¡Y esto no nos debe escandalizar!¿Por qué no? Porque el que vive para el “altar”, debe poder vivir del “altar”. No deberíamos escandalizarnos tan fácilmente, como a veces hacemos, en este punto. Bueno, esta es mi opinión, mientras no se me demuestre  lo contrario.
Otro ejemplo: mi amigo J.A. se ha comprado un piso en Valencia, para disfrutarlo él y para que lo disfrutemos también, gratuitamente, [vive de otros ingresos] sus amigos. En nosotros estará el cuidar de la casa como si fuera nuestra y el tener con él una atención-respuesta a su amistad. Pero ¡él está viviendo, a mi juicio, la pobreza evangélica, a pesar de tener dinero para comprar un piso! ¿Por qué? Porque lo pone gratuitamente, debido a que vive de otros ingresos, a disposición de los demás. Me estoy alargando demasiado. Perdóname. En cuanto a responder también al espíritu de san Ignacio, me parece así porque empalma con aquella máxima de hacer las cosas como si todo dependiera de nosotros y fiarnos de Dios como si todo dependiera de El. Bueno, por ahí irían también las cosas, me parece.Un abrazo. Alfredo

Ana, Córdoba. Querido Alfredo: Abundo sobre el tema, porque en espiritualidad todo da para mucho y todo se entrecruza, solo hace falta que queramos ver, oír y pensar. Siendo yo una jovencita católica, leí un tema sobre la pobreza y me aterró tanto la riqueza que yo le pedí a Dios no ser rica, y desde luego me ha hecho caso. Pero con el tiempo y analizando y escuchando vas viendo que la riqueza de cualquier tipo en sí no es mala, sino todo lo contrario; es el uso que hagamos de la riqueza lo que la hace buena o mala. El dinero, es mío; la belleza, es mía, la inteligencia, es mía; mi familia, es mía?. Creo que nada es nuestro, porque si de nosotros dependiera cada uno sería el más rico, el más guapo, el más inteligente, el de mejor familia, etc., etc.  Más
bien es algo que se ha depositado en nosotros como una responsabilidad para prestar un servicio y el que más tiene mayor debe ser el servicio. Es muy difícil poseer cosas porque los humanos tendemos a equivocarnos y a pensar
que “con lo mío hago lo que quiero”. Por supuesto no lo digo en tono de crítica, porque todo ésto me lo digo a mí misma, porque todos tenemos algo que compartir.
El Evangelio está lleno de enseñanzas, sólo que hace falta que no las leamos de carrerilla y le saquemos toda la sustancia que no es poca. En otro momento me leeré la otra “Florecilla”, pues me acabo e levantar porque tengo una buena gripe.
     Gracias otra vez y un abrazo…..          Ana

Alfredo. 11 Apr 2007 13:50:49 +0000 (GMT) Muy querida Ana: Estoy pensando que por qué no me envías, si te parece, esas conclusiones que seguro serán interesantes. Ayer precisamente nos hablaba Esther, en el grupo, de la crisis que supuso para ella la pérdida de su hijo hace unos años. Creo que, efectivamente, las crisis son necesarias para nuestro crecimiento. Te envío la dirección de una página web, donde podrás encontrar un artículo interesante en el que, entre otras cosas, se trata de este tema de las crisis. Entrada en Google: <Orar desde lo cotidiano: la experiencia del Resucitado en nuestra vida de hoy. Alicia Fuentes Tuya> Se trata de una conferencia que dio esta psicóloga. Nos la dio ayer José Luís García Pardilla, Madrid, y me parece que te va a gustar. Especialmente los puntos que tratan de la sanación, el encuentro y las crisis.     

Ana. Querido Alfredo: Gracias por esa dirección de página web, que he entrado en  ella, pero no exactamente en ese artículo que me indicas, no sé si porque algunos de ellos son a través de Adobe y no lo tengo instalado.
      En relación con nuestra reunión de ayer, debo decirte que nuestras reuniones son un tanto anárquicas, en el sentido de que nada llevamos preparado. Hacemos una relajación previa a la meditación, generalmente al azar. Ayer
nos salió una que se titula “Dar y Tomar”, preciosa; solo te habla de amar generosamente, prestar tu ayuda donde haga falta, con lo que sea, a veces solo tenemos que mirarnos bien unos a otros sabiendo que somos hermanos. A continuación hacemos una lectura, y cualquiera del grupo la interrumpe con alguna pregunta que le surge o con alguna objeción, observación o sugerencia. Interviene quien considere que tiene algo que aportar. Pues bien, ayer algo en lo que nos detuvimos fué en una frase por la que se hacía hincapié en que los caminos cortos, como la mediumnidad, para llegar a ciertos conocimientos, no son los más aconsejables. Sacamos la conclusión, debatiendo sobre esta idea, que primero hay que andar el camino paso a paso, sudando y trabajando, para que esos conocimientos y más aún la sabiduría, lleguen por sí mismos, como consecuencia natural. Yo había oído hablar sobre el tema y ayer me quedó mucho más claro.
Por otra parte, salió con repetición, a través de esa misma lectura, el tema de las crisis a nivel personal y a nivel grupal y también nos pareció oportuno abundar sobre esta cuestión, aclarándonos con ejemplos, que todas las crisis son siempre dolorosas, porque con razón o sin razón, nosotros siempre pensamos que hemos perdido algo fundamental en nuestra vida: un amor, una amistad, un compañero, un familiar, etc., por muy distintos motivos, pero que ha hecho que nuestras ilusiones se desmoronen, lo cual, si nosotros queremos analizarlo, nos hará ver una realidad mucho más profunda, y es que vivimos en múltiples espejismos, dando unos valores a cosas que no valen tanto o creyendo que poseemos algo que tampoco es nuestro. ¿Qué hacemos con estas crisis?. Depende de cada uno. Hay quien no ha despertado o no quiere despertar y se hunde más y más, y también hay a quien  le sirve para sacar todas sus energías y en la búsqueda de salidas a sus problemas encontrar la auténtica realidad, encontrarse consigo mismo y aprovechar
todas esas crisis para seguir creciendo que es su auténtico fin.
 En los grupos, también hay crisis, aparentemente sin importancia y que pueden partir por diferencias de criterios de los componente de ese grupo y que a veces causan cierto malestar y nos parece que la cosa no va bien; pero realmente eso tampoco es un problema, sino todo lo contrario, porque solo significa que el grupo está vivo y las personas piensan y las diferencias solo nos están diciendo que cada uno tiene que intentar preguntarse y buscar la razón de esas  diferencias; es otra forma de llegar a la verdad. Somos seres libres, con todo el derecho y el deber de llegar a la verdad y solo se consigue buscando y hollando el camino, y es difícil, muy difícil, pero totalmente compensatorio.
       Finalmente, y en el intento de llevar a la práctica el dicho de que “la energía sigue al pensamiento”, todo el grupo aunamos nuestras voluntades y nuestra fuerza para enviar luz a todo el planeta, especialmente donde más falta haga.
      Ya ves que te he contado toda la reunión, sin quitar ni poner, tal cual y sí posiblemente faltando algún detalle.
Recibe un cariñoso saludo extensivo a todas esas personas que os reunís…..    Ana 

♣ José Luís, BarcelonaUn tirano… siempre está promoviendo una que otra guerra,
para que la gente tenga necesidad de un líder.” Platón

       La frase de Platón siempre actual me trae a la mente figuras políticas que se han declarado en guerra contra “el terrorismo” o que se han instaurado contra “el capitalismo”, o “el islamismo”, o bien contra “el fraude electoral”. Y aún cuando la lucha no sea de todos, el tirano la ha tornado un llamado universal que propaga a diestra y siniestra. Más hacia este último lado porque es en la siniestralidad donde yace el miedo. Miedo, motor que les nubla la vista haciendo que el tirano ante la nube enemiga extienda sus carpas protectoras.
      Carpas, albergues de miedo y de miedosos que no saben que el cálido sol de la paz permanece aún cuando sus carpas lo quieran ocultar.
      El tirano hace uso de tiempos inexistentes para preservar su dominio. Ya sea evocando el pasado para atizar temores y enconos con insistentes recordatorios de “me hicieron”, “me tornaron”; o bien, vuela al futuro del que regala visiones apocalípticas con las que mantiene el caos y la demencia paranoica en la que cualquier situación sirve para ratificar que se encuentra amenazado, que la guerra es inminente y se precisa de su liderazgo para salir bien librados.
      El tirano desconoce de leyes salvo la suya, la única: “el que no está conmigo está contra mí”. El acotado marco legal del tirano no da cabida a negociaciones para que deje su trinchera de miedo. Con un tirano no se puede negociar, ni siquiera el tirano busca la negociación porque su postulado es “todo o todo”. La batalla del tirano es mortal, buscará preservar su poder a cualquier precio. No puede coexistir un tirano con ninguna otra forma de gobierno. Ni siquiera dará lugar a nuevas elecciones. En la tiranía, él es la ley, el gobierno y el pueblo. El es todo y los demás están -precisamente- de más.
      El tirano en su cavernícola cruzada evitará a toda costa la luz. Cuando algunos de sus seguidores salgan de las carpas y alcancen a distinguir que las sombras filtradas por entre las ranuras no eran reales, que las imágenes con las que el tirano los cohesionaba eran tristes siluetas ajenas a la realidad y que los que viven dentro de ese cavernoso miedo están condenados a la esclavitud, aquellos hombres iluminados recibirán toda la descarga de ira del tirano que ve su reino amenazado.
      Para mí, el tirano está aquí, es el EGO. El EGO que desea gobernar mi mente sustentando su dominio en el miedo por imágenes que no son reales, por sucesos que no están en el aquí y el ahora. EGO que pretende dividirme al otorgarme otra identidad. EGO que intenta amenazar mi paz, cuando la paz de Dios no puede ser amenazada y no existen carpas que la puedan ocultar.
     Tengo el privilegio de ver en televisión reflejos de mi EGO en acción, distinguir su capacidad de confundir y derrocar; pero mejor aún tengo el privilegio de usar mi libre albedrío, convocar a elecciones y elegir de nuevo. No voy a negociar con el ego, pretenderlo sería darle cabida. Elijo de nuevo. Y en esta decisión, decido que sólo me gobiernan las leyes de Dios. Mi mente sólo piensa lo que pienso con Dios, ahí donde está
la Verdad. Ahí donde no hay cabida para otra cosa que no sea la unión, la paz y el amor.
      ♣ Ana Castro Valle, Córdoba. Asunto: RE: Florecilla de Prieur
      Querido Alfredo: En este orden de cosas de esta “Florecilla de Prieur”, yo quería hablarte y no sé si me va a salir con claridad mi exposición. Sí me gustaría en principio que esto quedara entre tú y yo, pues entiendo que tú tienes capacidad para escuchar sin escandalizarte y cualquier otra persona podría hacerlo, y lejos de mí faltar el respeto ni escandalizar a nadie, pero yo creo que tú eres una persona con un gran abanico de posibilidades que puedes hacer mucho bien y por supuesto deshacer muchos entuertos.
      Como tú ya sabes y precisamente por creer en ese DIOS JUSTO Y BUENO, yo creo en la REENCARNACION Y COMO CONSECUENCIA EN LA LEY DE CAUSA Y EFECTO. A mí esto me explica esas aparentes injusticias de que unos nazcan en la más absoluta pobreza y miseria de todo tipo y otros en la opulencia, cuando unos y otros igualmente somos hijos del mismo padre. Nosotros, los humanos, no  lo haríamos ¿cómo lo puede hacer Dios? Tampoco es lógico que a unas personas les vengan tantas desgracias y otras vivan de maravilla. Para mí todo el universo se rige por las LEYES DIVINAS, perfectamente diseñadas, y dentro del universo estamos nosotros, sujetos a esas leyes, no blancas para unos y negras para otros. Somos nosotros los que utilizamos las leyes bien, mal o regular y como consecuencia de ese uso aparecen los efectos. Crees que en una sola vida podríamos llegar a adquirir la perfección?. Pienso que son tantas cosas que sería imposible. ¿Ese Padre condenaría eternamente a un hijo?, tampoco lo creo. Según el uso que hagamos de nuestras vidas superaremos o tendremos pendientes asignaturas que tendremos que ir aprobando en la medida que nos esforcemos con mayor o menor rapidez, y a veces habremos hecho tanto daño que luego nos preguntamos cómo Dios nos manda tal o cual cosa difícil de soportar.
      Yo empecé a usar mi mente con libertad en 1996, que conocí un grupo Espírita. Tengo que agradecer que ahí fue cuando yo empecé a ser yo misma con DIOS, usando mi razón y aceptando o rechazando según la lógica. Eso también es difícil porque tienes que aprender a discernir y para eso tienes que adquirir conocimiento, recoger información para tener argumentos en tus planteamientos y tú sabes de tus limitaciones, pero también sabes que ESTAS BUSCANDO LA VERDAD, Y DIOS TAMBIEN LO SABE y siempre recibes su ayuda. Del Espiritismo otra cosa que aprendí fue a que en como en todos los sitios, como lo que hay son personas, también hay farsantería y hay gente que busca más los fenómenos que las claves para la evolución y yo me preguntaba cómo podía distinguir lo que era verdad de lo que era mentira. Solo te puedo decir una cosa, que si no buscas la crítica sino la verdad, la ayuda la tienes y poco a poco aprendes a distinguir.
      Posteriormente conocí el esoterismo y me parece lo más grande, también sus pilares son la LEY DE LA REENCARNACIÓN Y LA DE CAUSA Y EFECTO, pero aquí no se buscan los fenómenos, simplemente si llegan hay que racionalizarlos y saber de donde vienen, pues efectivamente cuando desencarnamos no todos estamos en el mismo nivel espiritual, ni vas a adquirir un nivel alto por  el simple hecho de pasar al plano espiritual; allí llevamos lo que aquí hemos hecho. Precisamente los que están en un nivel más bajo pueden ser los que más se manifiesten porque están muy apegados a la tierra y quieren seguir con el sistema de vida que aquí tenían. Pienso que los espíritus elevados no se nos van a manifestar nada más que para ayudarnos en la evolución y cuando nuestro testimonio de vida demuestre que estamos en ese camino evolutivo para nosotros mismos y para los demás. ¿Cómo podemos saber (en el caso de una manifestación) que se trata de una u otra clase de espíritus. Para mí no hay nada más que usar la razón y la lógica y para poderla usar con cierta garantía tenemos que trabajarnos día a día nuestra conciencia, orar, meditar y estudiar. Naturalmente un espíritu malo no va a decir que es malo y va a usar toda su inteligencia para distraer nuestra atención en lo que a él le interesa. Tenemos que pedir luz, mucha luz y siempre pensar si DIOS haría tal o cual cosa que un supuesto espíritu nos diga, y para obtener la respuesta tenemos que estar cerca de DIOS Y USAR SUS TALENTOS.
      Bueno, de eso quería hablarte que verás que es mucho más largo de lo que he expuesto con toda humildad, y si tú quieres que hablemos, hablaremos.
      Recibe mis mejores deseos y un fuerte abrazo
       ♣ Alfredo, Madrid.
Subject: Re: Florecilla de Prieur
      Muy querida Ana: Tu reflexión está cargada de sentido. No tengas miedo de escandalizar con estas reflexiones tan sensatas. Al contrario. Me parece, de verdad, que es muy oportuno suscitar este tema de la reencarnación. No te preocupes. Que cada uno sea sincero y diga lo que tenga o quiera decir. Me encantaría que las reflexiones que vayamos haciendo sobre este tema, las pudieran conocer cuantos del grupo deseen conocerlas, si tú no tienes inconveniente. No hay nada que temer. Siempre que, como tú dices con frecuencia, obremos con honestidad y absoluto respeto a las opiniones de lo otros.
      Te decía antes que veía oportuno suscitar este tema porque, efectivamente, hay mucha gente que necesita tal vez aclararse. Yo el primero. Cuanto más voy leyendo sobre la reencarnación, más difícil me es hacerme una idea
clara. Tengo amigos que son partidarios de la reencarnación. Otros que se niegan a admitirla, al menos tal como suele entenderse; incluso este amigo, Jean Prieur, de cuyo libro [Los “muertos” han dado señales de vida] saco las “florecillas” a medida que voy traduciéndolas. Me encuentro con opiniones encontradas por parte de personas a quienes estimo y valoro enormemente. Unos la admiten, otros no. No me gustaría, en estas circunstancias, izar ninguna bandera, ni a favor ni en contra. Sencillamente, porque no sé cuál es la bandera de la verdad sobre este tema. Un día, hace varios años, pregunté sobre él a una persona, para mí muy limpia y que creo está en contacto con seres muy elevados del más allá. Me dijo algo así como que los “hermanos” veían prematuro hablarme de este tema. Tal vez sea el momento de volver a plantearlo. No sólo por mí, sino también por otros. Por ahora, me atengo a lo que enseña Pierre Monnier en alguna de sus cartas [Véase página 10 de esta Comunicación]. Sí a la reencarnación, al menos en determinados casos, aunque tal vez no tan frecuentes como algunos piensan.  De todas formas, me parece bien el “guante” que me lanzas. Vamos a continuar reflexionando, sin pasión, sobre este tema apasionante. Un fuerte abrazo. Alfredo
♣ Ana, Córdoba. Querido Alfredo: Me alegra mucho tu apertura y como lo único que hacemos es una exposición de los temas y nunca una imposición, a partir de ahí por mi parte no tengo ningún inconveniente en que estas o cualquier otras reflexiones las conozcan aquellas personas que también quieran reflexionar y analizar el tema. Yo es que creo que es muy importante que nos demos cuenta de que DIOS NO NOS CASTIGA, todo lo que acontece en nuestras vidas es consecuencia de nuestras vivencias anteriores, de las cuales afortunadamente no nos acordamos porque si así fuera posiblemente los remordimientos no nos dejarían avanzar. Si te parece bien, voy a pasar un resumen que hizo una
compañera mía sobre LA REENCARNACIÓN y que a mí me parece que es totalmente imparcial y muy bien ilustrado, y cuando ya tenga el archivo te lo paso con un correo.
     Recibe mis respetos y un cordial saludo.   ANA
     ♣ María L., Madrid. Queridos amigos. De nuevo un momentillo para deciros cómo estoy en otra carta colectiva -no doy pa más por ahora, pero daré, daré-. En el hospital de Madrid me pusieron un montón de calmantes y me mandaron para casa drogada. Prefirieron que me viese quien me había operado la última vez, que sabía cómo estaba mi columna por dentro. Gracias a Dios, porque en casa se está mejor, más cómodo y con más libertad, aunque yo de movimientos casi cero. De reposo asboluto con corsé en la cama, moviéndome lo menos posible. No puedo sentarme pues me oprimo el ciático y es insoportable. Dos inyecciones diarias, calmantes y relajantes. Camino como las muñecas de famosa cuando tengo que ir al baño. Gracias a la pierna operada de menisco que está siendo el pilar de mis andanzas. ¡Qué gran trabajo ha hecho con ella!Estamos en contacto con el cirujano que me operó la última vez (Comín) y que me ha intevenido de menisco de maravilla (tengo la mejor rodilla de la liga europea, lo que hace falta es que la otra pata la acompañe lo antes posible). Es una maravilla de cirujano, pero como persona es aún mejor. Se ha ocupado de pedirme hasta las citas de las resonancias y demás. Se está tomando un interés bárbaro. El miércoles me hacen las pruebas y espero tener los resultados cuanto antes.Así sabremos si hay que volver a intervenir para sujetar el tema o no es necesario. En fin. Lo que él decida estará bien.De operarme sería en el Ruber de Juan Bravo. Pero aún no se sabe si será necesario. No temo cualquier opción. Sólo deseo que se solucione definitivamente. Y si hay que abrir, ni me preocupa. Palabra. Tengo un ánimo bastante bueno. Confianza en el médico, en Dios y en nuestros queridos seres de Luz, que siento tan, tan, tan, tan cerca como no podeis imaginaros. Son de un amor que traspasa con una dulzura y una delicadeza…   tan indescriptibles…Todo está e irá bien.  Ya os comunicaré lo que haya. Estoy en las mejores manos por todos sitios y me siento muy confortada, como os he dicho. Estos hermanos nuestros en la Luz son un privilegio extraordinario, extraordinario. No tengo palabras.Mientras, ejercitaré la paciencia, que ya le voy cogiendo (a la fuerza, jajajajaja), el gustillo -¿quien me lo iba a decir?. Seguro que era una de las cosas importantes que tenía que aprender como fuese y, fijaros si soy burra que he tenido que aprenderla a base de golpe y golpe. ¡Hay que ser dura de mollera!.Os mando un abrazo enorme y todo mi agradecimiento a vosotros y a nuestros seres queridos que tanto nos aman desde donde están: tan cerquita de nuestro corazón.♣ Mª Ángeles Fernández, Gijón, Asturias. ¡Sacúdete y sube!Se cuenta de cierto campesino que tenía una mula ya vieja. En un lamentable descuido, la mula cayó en un pozo que había en la finca. El campesino oyó los bramidos del animal, y corrió para ver lo que ocurría. Le dio pena ver a su fiel servidora en esa condición, pero después de analizar cuidadosamente la situación, creyó que no había modo de salvar al  pobre animal, y que más valía sepultarla en el  mismo pozo. El campesino llamó a sus vecinos y les contó lo que  estaba ocurriendo y los enlistó para que le ayudaran a enterrar la mula en el pozo para que no continuara  sufriendo.Al principio, la mula se puso histérica. Pero a medida que el campesino y sus vecinos continuaban paleando tierra sobre sus lomos, una idea vino a su mente. A la mula se le ocurrió que cada vez que una pala de tierra cayera sobre  sus lomos, debía sacudirse y subirse sobre la tierra. Esto hizo la mula palazo tras palazo. ¡Sacúdete y sube, sacúdete y sube. sacúdete y sube!, parecía repetirse la mula para alentarse a sí misma. No importaba cuán dolorosos fueran los golpes de la tierra y las piedras sobre su lomo, o lo  tormentoso de la situación; la mula luchó contra el pánico, y continuó SACUDIENDOSE Y  SUBIENDO. A sus pies se fue elevando de nivel  el piso. Los hombres, sorprendidos, captaron la estrategia de la mula, y eso los alentó a continuar  paleando. Poco a poco se pudo llegar hasta el punto  en que la mula cansada y abatida pudo salir de un  brinco de las paredes de aquel pozo. La tierra que  parecía que la enterraría, se convirtió en su  bendición, todo por la manera en la que ella enfrentó la adversidad. ¡Así es la vida! Si enfrentamos nuestros problemas y respondemos  positivamente, y rehusamos dar lugar al pánico, a la amargura y las lamentaciones de nuestra baja autoestima;  las adversidades, que vienen a nuestra vida a tratar de enterrarnos, nos darán el potencial  para poder salir beneficiados y bendecidos. ♣ María Lourdes, Madrid  Querido Alfredo:Por favor, resérvame un ejemplar del libro del Dr. Feriche, ya que no puedo asistir a la comida.Me intervienen el lunes 12 por la tarde en el Ruber de Juan Bravo porque ME HAN  ENCONTRADO DOS HERNIAS DISCALES. A Cristo lo crucificaron una vez, creo que yo voy hacia la cuarta, si Pitágoras no miente (sin contar la del menisco, que eso ha sido cosa leve). No nos quejaremos, que a Él no le pusieron ni anestesia ni calmantes. Y además hay seres humanos con cosas tremendamente más graves y ni siquiera tienen acceso a un triste vaso de agua -no digo ya a una aspirina-. Nueve de cada diez personas no tiene acceso a nada. ¿No somos tremendamente afortunados? No es una queja, no tengo ningún derecho, es sólo comentarlo. Sin más. No estoy triste ni enfadada con Dios (ni mucho menos, Él es sólo bondad, las cosas desagradables no vienen de Él, pero sí el apoyo y estoy dispuesta a cogérselo a manos llenas. Todo el que me envíe, para eso es mi Padre).Estoy animada y sé que todo irá bien. Lo único es que ya no me atrevo a hacer planes ni siquiera a corto plazo. A ver si salgo alguna vez de este proceso que parece la historia interminable. Dios sabrá por qué, cómo y cuándo. Sigue mandándome las comunicaciones, florecillas, correos que tú creas, en fin todo como siempre. Si no lo puedo leer de una vez, lo iré leyendo poco a poco. Quiero tenerlo porque me hace mucho bien y es información sobre el tema que tanto nos interesa.No te preocupes que todo irá bien. Ya te diré cómo ha ido todo. Sólo te pido que te cuides para que sigas alumbrándonos con tu generosidad de siempre. Montones de besos y abrazos para tí y para toda la familia de estupendas mujeres que te rodean. María.♣ José Luís, Madrid.  Las Diversas Caras de la Verdad  La verdad es una, pero podemos acercarnos a ella de muchas maneras. La verdad es una, pero podemos expresarla de muchas maneras.  Dos maneras son muy esenciales; todas las maneras pueden ser divididas en dos categorías. Será bueno entender esta polaridad básica.  O nos acercamos a ella desde la mente, o nos acercamos a ella desde el corazón. Por eso hay dos tipos de religiones en el mundo ? ambas verdaderas, ambas significativas, pero opuestas entre sí ? la religión de la mente y la religión del corazón.  La religión de la mente cree que si eliminas los pensamientos, si te libras de la mente, llegas a la verdad. La mente es el obstáculo, la no-mente será la puerta. Budismo, Jainismo, Taoísmo ? estas son las religiones de la mente. Son religiones del análisis profundo, religiones de la conciencia profunda, religiones de la iluminación. Y luego tenemos las religiones del corazón: Judaísmo, Cristianismo, Islam, Hinduísmo. Creen que el camino discurre a través del corazón, que el corazón tiene que fundirse en el amado, en lo Divino.  Las primeras religiones son las religiones de la meditación. La palabra “meditación” no es exactamente apropiada, pero no hay otra palabra para traducir DHYANA en inglés, pues como esta lengua nunca ha conocido una religión de meditación, la palabra no existe. Todas las lenguas occidentales, de hecho, sólo han conocido la religión del corazón, por lo que tienen la palabra perfecta para este método ? oración. Pero para DHYANA no tienen ninguna palabra, así que la única palabra que puede ser usada es meditación. De hecho, DHYANA tiene un significado exactamente opuesto; DHYANA significa lo contrario. La palabra “meditación” viene de la raíz griega “medonai”, que significa pensar. La palabra “meditación” significa pensar y DHYANA, que nosotros traducimos como “meditación”, significa cómo no pensar, cómo estar en un estado de no-pensamiento, cómo llegar al punto en que uno está ahí, pero no hay pensamiento, un estado de no-mente, de conciencia pura. Pero meditación es la única palabra, así que la utilizaremos.  El zen es la cumbre de la búsqueda budista. El zen es la floración suprema del camino de la meditación. La palabra “zen” viene de DHYANA. DHYANA se convirtió en “chen” en China, y luego “chen” se transformó en “zen” en Japón. Recuerda ésto: el zen nació en la India, con Gautama Buda. Cuando Gautama Buda alcanzó su iluminación definitiva, el estado de no-mente, llegó al mundo el conocimiento del camino analítico, el camino del pensamiento correcto, el camino de la correcta memoria y el camino de cómo disolver todo pensamiento, volviéndose más y más consciente de los pensamientos. Basta con observar los pensamientos para que poco a poco vayan desapareciendo? te conviertes en un mero observador, no te identificas con tu mentación, te mantienes aparte y sigues observando, como si estuvieras en pie junto a una carretera mirando el tráfico. La mente es como el tráfico, muy circular, se va moviendo en un círculo, muy repetitiva, casi maquinal. Vas haciendo lo mismo una vez, y otra, y otra. Toda tu vida no es sino una repetición prolongada, muy circular. La mente es un mandala, un círculo, y se mueve. Si observas, vas tomando conciencia del círculo, del círculo vicioso de la mente. Una y otra vez trae las mismas emociones: la misma cólera, el mismo odio, la misma codicia, el mismo ego… Y tú sigues. No eres sino una víctima.  Una vez has concienciado la mente y empiezas a observarla, el puente se ha roto, dejas de estar identificado con la mente. Cuando no estás identificado con la mente, la mente desaparece, porque necesita de tu cooperación para existir. Durante los próximos diez días hablaremos del zen. Pero para entenderlo correctamente, también tenéis que entender su opuesto? lo opuesto se convierte en un contraste, un telón de fondo.  El camino de la oración no analiza; no intenta mantenerse consciente, o alerta. Al contrario, el camino de la oración se disuelve completamente en la oración. No debes ser un testigo, no debes ser un observador, debes estar borracho como un alcohólico y perdido, completamente perdido. En el camino de la oración, el amor es el objetivo. Debes amar, debes estar tan lleno de amor que tu ego se disuelve en tu amor, se funde en tu amor. En el camino de la oración, Dios es una hipótesis necesaria. Lo llamo una hipótesis porque es una necesidad en el camino de la oración, pero no es una necesidad en el camino de la meditación.  En el camino de la meditación no es necesario ningún Dios: de aquí la influencia y el atractivo del zen en occidente. Dios se ha convertido en algo casi incomprensible. La mera palabra “Dios” parece sucia. En el momento en que dices “Dios” te pones a la gente en contra. De ahí el atractivo del zen en occidente. El cristianismo se está muriendo porque esta hipótesis se ha utilizado demasiado, se ha explotado demasiado. Otra cosa, justo lo opuesto, es necesario. En el camino de la oración tienes que emborracharte, en el camino de la meditación tienes que mantenerte alerta. De ambas maneras el ego desaparece. Si estás totalmente alerta no hay ego, porque en estado de total alerta te vuelves tan transparente que no creas sombra alguna. Si estas completamente borracho, profundamente enamorado de Dios, también desapareces? porque en el AMOR no puedes existir. El resultado es el mismo: el ego desaparece. Y cuando no hay ego, empiezas a saber lo que es la verdad.  Nadie ha sido nunca capaz de decir lo que es; nadie será nunca capaz de decir lo que es. La experiencia es tan definitiva, tan vasta, que es indefinible. Es tan ilimitada que no puede ser puesta en palabras? las palabras son muy mezquinas y la experiencia es tremendamente vasta. Pero por ambos caminos se llega al mismo final. La verdad es una. Los Vedas dicen: “La verdad es una, pero ha sido vista de diferentes maneras por los videntes”.  Así que recuerda esto. Todas las religiones conducen básicamente, intrínsecamente, al mismo fin. Incluso cuando parecen contradecirse, incluso cuando parecen diametralmente distintas, llevan al mismo final. Por lo que depende de ti qué camino prefieres escoger. Si sientes a Dios? no creencia, la creencia sola no basta, la creencia es algo muerto ? si sientes a Dios, si al oír la palabra “Dios” notas un latido sutil, notas un temblor, te sientes inspirado, tu corazón comienza a latir más aprisa, si la simple palabra “Dios” te produce una gran impresión, en este caso puedes seguir el camino de la oración. En este caso, el zen no es para ti, en este caso simplemente tienes que olvidar el zen, porque el zen sería un obstáculo.  Pero si la palabra “Dios” no tiene sentido para ti, si para ti de hecho ya ha muerto, si Dios está realmente muerto, no te provoca ningún sentimiento, ninguna emoción, no vibra en ti, no late en ti, no transporta tu ser hacia lo desconocido, en este caso el zen es para ti. Cada vez más gente tendrá que seguir el camino del zen, porque el cristianismo, el hinduísmo, el islam y el judaísmo ? todos ellos, de alguna manera, han sido demasiado explotados. Han perdido su atractivo.  El budismo está aún intacto, es aún fértil y para la mente moderna particularmente tiene un profundo atractivo ? porque la mente moderna está hecha de una actitud científica y el zen es absolutamente científico, super-científico. Llega a las mismísimas raíces de tu mente y no te pide que creas en nada. No tiene ninguna hipótesis. No te pide que creas en nada, no tiene ninguna superstición.  La palabra “superstición” es muy bella. Viene del latín “superstes”, que significa: lo que sobrevive, reliquias del pasado, cosas que se han vuelto fútiles pero persisten por ser habituales. Vas a la iglesia, pero vas sin emoción alguna y a lo mejor todas las noches rezas antes de meterte en cama ? pero es sólo un gesto impotente, porque no hay corazón en él. Te limitas a repetir con los labios; son palabras huecas. Quizás es una antigua costumbre, un viejo reflejo condicionado: te enseñaron a rezar en la primera infancia y sigues haciéndolo. La mente va repitiendo lo que es familiar.♣ Álvaro, Gandía (Valencia). [Hace unas consideraciones piadosas que expresan su fe y su esperanza y alude luego a algunas de las intervenciones de la anterior comunicación]Nuestro Padre –dice Álvaro- nos está descubriendo los secretos de su jardín, para darnos a conocer ese paraíso que El ha creado para nosotros con amor y sabiduría. Por este motivo, cuando surgen seres que, como Ana, buscan la verdad, Dios le da fuerzas para conseguirlo, y eso es lo que le da vida; Dios no desea que nos atormentemos, al contrario, que seamos felices. Cuando el Padre se lleva a uno de los nuestros es, o bien porque su misión terminó aquí, aunque sea muy joven, o bien porque lo necesita en otra misión para enseñar a otros. Todo el Universo está ordenado. Nunca obra Dios por capricho o para hacer sufrir. Más pronto o más tarde, todos volvemos al punto de destino. José Luís, de Barcelona, dice sobre el perdón algo que Jesús ya dijo muy claro: que hay que perdonar siempre, cuantas veces sean precisas. ¿De qué nos sirve tener el corazón encogido? El no perdonar es un peso que llevamos encima, que cada vez nos causa más malestar. El que causa el daño es digno de lástima, porque el mismo se está causando su propio desconcierto. ¡Cuánto se aprende con estas experiencias salidas de lo más hondo del corazón!Cuando un ser querido se va, ya lo creo que duele y mucho. Solemos decir: hasta luego. No debemos decir: nunca más, porque eso no es cierto; ellos mismos nos dicen, a veces, que están el paraíso. Esto da tranquilidad a quien lo escucha si cree y lo comprende. En cambio, para aquellos que desconocen este mundo de la espiritualidad, es el derrumbe total. La muerte de Jesús fue un golpe para los apóstoles, como perder la brújula. No todos estaban convencidos de lo que les decían. Por eso Jesús les mostró luego, con su presencia, que estaba con ellos. 

 

 

[Incluyo, a continuación dos hermosísimos testimonios de José Luís y Ana, de quienes acabo de mostraros unos testimonios. Los hijos de ambos “partieron con la aurora”. El hijo de Ana, Rodrigo, se fue con  23  años; el de José Luís y Loly, Sergi, con 19. No conozco personalmente ni a Ana, ni a José Luís. Pero sus testimonios son los más hermosos que he conocido en mi vida. Ambos testimonios pueden servirnos de reflexión para el próximo Cuestionario.]۞  Ana, Córdoba. LA PERDIDA DE MI HIJOAunque no se haya sufrido tan tremenda pérdida, cualquiera se la imagina como el mayor de los sufrimientos, el mayor de los dolores,  lo mas de todo, y así es, humanamente hablando no puede haber nada más doloroso. Es que un hijo es el amor más natural que existe. ¿Quién no ama a su hijo?. Puede haberlo, pero son las excepciones y difícilmente lo vamos a entender la generalidad de los seres humanos.Voy a hablar en primera persona, porque cada cual expresa sus cosas como las vive y no todos las vivimos igual.No voy a decir que perdí a mi hijo, porque no es cierto, voy a decir que desencarnó (dejó la materia) el día 1 de febrero de 2004. Tenía 23 años y era un chico sano, fuerte, guapo, trabajador, con importantes proyectos de vida, porque tenía una buena nómina y estaba formando sus planes de futuro. Aquí voy a mencionar una frase de Chopra: “El pasado es historia, el futuro no existe y el presente es un regalo y por eso se le llama presente”. Es totalmente cierto, en un segundo los proyectos y los planes se desploman. El presente hace acto de presencia y todo se viene abajo, por eso lo que de verdad hemos de cuidar es el presente, porque con el presente se forma el futuro, que será otro presente.Como digo era un chico trabajador, emprendedor, que los fines de semana salía a divertirse con sus amigos, que también los fines de semana compartía tiempo de ocio con personas necesitadas (era como una necesidad interior que él tenía). El sábado por la tarde iba a ayudar de voluntario a un albergue que llevaban las Hermanas Mercedarias de la Caridad, y el domingo al mediodía iba con los Hermanos de la Cruz Blanca.Tenía el proyecto de pagar su coche, comprar un piso, hacerse un Plan de Pensiones, etc., etc., pero el 31 de enero por la noche se fue con sus amigos, y yo, como cualquier madre, salgo a la puerta del ascensor y le digo: cariño, ten cuidado y no vengas tarde. El riéndose y en plan de broma me dice: que sí mamá, que no te duermas que vengo tarde……     Fueron sus últimas palabras, pero yo no lo sabía, si bien me quedé con una gran inquietud.El día 1 de febrero por la mañana temprano toca el teléfono, era la policía y me dice que se ponga mi marido, pregunté qué pasaba y que me dijera lo que fuera que yo era una persona fuerte, y sí, me lo dijo: SU HIJO ESTÁ EN EL TANATORIO. Ahora lo revivo y las lágrimas salen solas, y eso que ya no lloro, seguramente porque he conseguido aprender que aquí cada uno viene a hacer su trabajo y si yo todavía estoy aquí es para hacer el mío y aún no lo he terminado, así que no debo perder el tiempo.No reaccioné demasiado mal para lo que todo  aquello significaba y rápidamente salimos en dirección al tanatorio sin saber qué había pasado. Llegamos y pasé a verlo y aparentemente estaba igual que siempre. Yo lo abracé y llorando le dije: cariño qué te ha pasado? . No sabíamos nada, sólo que no había sido un accidente. Fuimos contactando con familiares, amigos y compañeros de trabajo y con su propia empresa.Yo desde el principio le dije a Dios que lo acepaba y trataba de no llorar, aunque no era posible, pero me controlaba lo más que podía, porque yo entendía que mi deber era darle paz a mi hijo y no alterarlo en ese trance, así que mentalmente le hablaba: “Cariño, estás en el  mundo espiritual, el verdadero mundo, no te preocupes por nosotros que ésta es una prueba que teníamos que pasar. Dale la mano a tu guía espiritual y pídele a Dios,  que Él te ayudará. Todo esto es mentira cariño, lo auténtico es donde tú estás….”Supimos que había llevado a casa, en su coche, a cada uno de sus amigos, que al último que dejó, a los cinco minutos lo estaba llamando  al móvil porque un amigo se había dejado su teléfono en el coche, pero él ya no contestaba. Parece ser que había intentado sacar el coche del aparcamiento y debió darse cuenta de lo malo que se ponía porque le dio tiempo a dejar el coche   en punto muerto. Así, con el cinturón puesto y medio atravesado en la plaza lo vió un señor que avisó al 061 y nada se pudo hacer.Después de todo esto hubo autopsia, trámites de un préstamo que tenía con el Banco, Juzgado, etc., etc., y para mí mover un papel era un martirio. Aproximadamente a los tres meses, porque los trámites son largos,  hablo con el Jefe de Servicio de Medicina Legal y me dice que no me preocupe, que mi hijo tenía una enfermedad  congénita, una tremenda atrofia del músculo cardiaco, con lo que el banco tendría que hacerse cargo del crédito. El hecho era el mismo, pero eso nos quitaba el problema que nos hubiera supuesto pagar un préstamo.Posteriormente llegó  a España el  terrible -11 M-  y yo cuando veía a tantas personas sufriendo ante la pérdida (de la noche a la mañana) de sus seres queridos, lo entendía perfectamente y me decía interiormente: lo peor está por llegar, que es que pasan los días, las semanas y los meses y que ese hijo tuyo ya no está. Eso es un calvario. A mí me sirvió para echar fuera todas esas lágrimas que yo procuraba no derramar.Miraba a la puerta y pensaba ¡ya no entra más por ahí!. Abría el frigorífico ¡ya no come esto más!, ¡estos calcetines no se los pone más!, ya no lo oigo en el ordenador…., tantas y tantas cosas.Recuerdas muchas cosas que antes han ocurrido y no sabías si tenían más trascendencia. Por ejemplo,  en el último verano un día va mi hijo a la cocina y me dice: mamá, yo te he dicho que te quiero?, a lo que yo le contesté: no, no me lo has dicho, pero yo lo sé, y él prosiguió, es que he pensado, a ver si un día le pasa algo a mi madre y yo no se lo he dicho.También, la última noche, el 31/01/04, de pronto dice, venga que me llevo a Jairo al Mack Donald. (Jairo es mi nieto que entonces tenía cuatro años). Así lo hizo y nos extrañó porque no lo había hecho nunca, pues cuando iban juntos también iba la madre del niño (mi otra hija). Llegó de vuelta protestando, que ya no lo llevaba más, que era muy malo, que lo había tenido todo el rato corriendo, etc., etc., y efectivamente no pudo haber otra noche; siempre pensé que por causas desconocidas para nosotros se había estado despidiendo de su sobrinoHubo algún otro detalle que podría parecer premonitorio, pero ni se puede demostrar, ni solucionaría nada.Estuve dos meses de baja porque me era imposible centrarme en el trabajo y salir a la calle me costaba un trabajo tremendo. Llegaba a casa y las lágrimas se me caían como de un grifo. Supe por qué era; porque a mi hijo ya no me lo iba a encontrar más en la calle.Hay que poner los pies en el suelo y decido que tengo que emprender la vida habitual, así que empiezo a darme órdenes y empiezo a utilizar mis propias terapias (salir a la calle todos los días aunque volviera llorando, hablar con él (con mi hijo) con serenidad sin ocultar el dolor, aceptándolo y siendo  consciente de que iba a poner de mi parte todo y que Dios me daría el resto, diciéndole a mi hijo que los dos saldríamos juntos  adelante porque era una prueba que teníamos pendiente y ya la estábamos cumpliendo. Llorando cuando la necesidad física o emocional así lo exigiera, pero sin recrearme en ese dolor. En ese esfuerzo sí que he podido ver que Dios nos da el CIENTO POR UNO, y a mí me ha ido premiando cada paso por el que me he esforzado, y yo por todo le he ido dando las gracias. Empecé a poder tender la ropa en la terraza y por algo aparentemente tan simple yo decía: GRACIAS DIOS MÍO, porque yo sabía el trabajo que a mí me costaba hacer aquello y ya lo estaba empezando a hacer. A pesar de todos mis propósitos, tenía una necesidad tremenda de ver a mi hijo, de que me enviara alguna señal, que yo supiera que estaba conmigo, y yo decía, Dios mío, si es solamente una vez, pero no, no ocurría nada.Sí tengo que decir en este sentido que hay un hecho al menos sorprendente y que no he llegado todavía a comprender, si bien tampoco me preocupa. Aproximadamente a los cuatro meses del hecho,  llama una chica por teléfono y me dice que llama en nombre de Encarni, otra amiga de mi hijo, cuyo nombre yo conocía porque mi hijo chateaba  con ella y me hacía algunos comentarios porque le parecía que era una buena persona. Me dice que Encarni está muy preocupada, que lleva un tiempo llorando acordándose de Rodrigo, mi hijo, y que además había recibido un correo que no podía localizar quien se lo había mandado y que no sabía si se trataba de una broma pesada. Le pregunto qué le decía el mensaje, y era éste: “RODRIGO ESTÁ EN EL PARAÍSO”. Lógicamente me impresionó, pero acudí a tranquilizarla porque noté que le hacía mucha falta. Posteriormente hablé  con los amigos de mi hijo por si alguno había enviado un mensaje de ese tipo y nadie lo había hecho. ¿Qué pudo ser?. No lo sé, creo que todo es posible pero no puedo asegurar nada.Ya hace bastante tiempo que no quiero pedir nada, simplemente quiero vivir lo que me toque de la mejor forma, haciéndolo conscientemente, sabiendo que todo es importante, desde fregar los platos, asistir a un concierto, compartir con nuestros semejantes, hacer bien nuestro trabajo, etc. Cada uno hemos venido a cumplir lo que tenemos asignado y solo debe preocuparnos hacerlo bien y que eso es lo más importante para nosotros.Pero aquí cabría una pregunta, y es que ante un mismo hecho cada uno respondemos de forma distinta ¿por qué?. Pienso que la causa está en el camino que cada cual va haciendo en su vida. Si por motivos X estudio Derecho, apruebo los cursos y consigo licenciarme, obtendré mi título de Licenciada en Derecho; igual con Arquitectura u otra cualquier carrera. Y si por otros motivos justificables o no, dejo de estudiar, lo que aprendo es un oficio, o no lo aprendo, consecuencia de estos hechos será que sea un profesional de carpintería, de electricidad, o un simple peón. Cada uno hacemos nuestro camino con los consiguientes resultados.¿Cómo hago yo mi camino?. Desde luego cometiendo muchos errores, pero así y todo sintiendo que el eje de mi vida es mi vida interior. He sido y sigo siendo una buscadora y por tanto una persona de dudas y de muchas preguntas, pero siempre buscando, de ahí que haya dialogado con personas de distintas religiones, escuchando con el máximo respeto, porque no he buscado la crítica, sino descubrir la lógica y la razón, porque yo necesito entender y comprender aquello en lo que creo y si Dios nos hizo a su imagen y semejanza es comprensible que le podamos entender.Ahora le digo a  mi hijo  cada día que no se preocupe de nada de la tierra, que siga la luz, que si él está en la luz podrá enviarnos una poquita. Lo envuelvo con todo amor en la luz del amor, de la verdad, de la paz, de la armonía…, y como ese sí que es mi gran deseo y se la mando con toda mi alma, estoy segura de que está feliz y está en ella.                                                        ¿CÓMO SE HACE EL CAMINO?Cada uno como puede y como sabe, y el saber significa conocimiento, y ese se va adquiriendo poco a poco, en mayor o menor medida según el empeño que pongamos en ello. Es difícil adquirir conocimiento porque para ello hay trabajo que realizar, esfuerzo, hacernos preguntas, buscar respuestas. Ver desde nuestra razón la lógica o no que tiene cada cosa, es decir poner en funcionamiento los talentos que nos fueron dados.Desde la mayor honestidad de que soy capaz voy a intentar expresar mis verdades, halladas desde el estudio, la lógica y la razón, y siempre con la ayuda de los seres de Luz, porque siempre invoco su ayuda, y se nos dijo: PEDID Y RECIBIRÉIS, y yo trabajo y pido.Tengo algunas cosas muy claras y me ha costado mucho descubrirlas y aceptarlas, ya que mi educación ha sido la tradicional de la mayoría de los españoles. Lo primero que tengo es el mayor respeto por todas las creencias religiosas y cualquier ideología. Cada uno de nosotros somos seres individuales y libres y esa libertad nos la ha dado el Creador y lógicamente nadie hay por encima de Él, así que ni yo le puedo quitar la libertad a nadie, ni los demás me la pueden quitar a mí, es una gran propiedad que tenemos y una gran responsabilidad, porque somos nosotros los que libremente determinamos nuestra vida y los únicos que por sí mismos podemos y debemos descubrir LA VERDAD.Siempre y desde bien pequeña me he preguntado mucho a este respecto. Yo me decía: en todas las religiones hay muchos seguidores, y si una sola es la verdadera, quiere decir que exceptuando esa,  los seguidores de las demás son tontos?. No creo, porque en todas hay gentes de cultura, analfabetos, científicos, etc. Por otra parte, a través de la historia Dios nos ha ido mandando mensajeros o profetas, como queramos llamarles, y eran seres buenos, que daban un buen testimonio de vida. El mismo Jesús nos dijo: No he venido a destruir la Ley, sino a hacerla cumplir. O sea que daba por buena la que ya existía.En cualquier caso todo esto siempre me dio que pensar y de esta forma se me ha ido desarrollando la mente y entiendo que la verdad la tenemos bastante repartida, cada uno un trocito que debemos ir ampliando y uniéndolo a los otros. Sería fantástico y seguro que así iríamos acercándonos AL UNO, el que acepta todos los nombres porque EL sabe que lo llamamos a EL. Somos nosotros los que creamos las divisiones por mil motivos diferentes: poder económico, poder fáctico, amor propio, etc., etc. Ya es hora de que usemos nuestra libertad y nuestro sentido común.Veo con toda claridad que vivimos en un espejismo. Lo había estudiado, lo había analizado y lo había meditado, pero cuando de la noche a la mañana mi hijo se marchó de esta vida, ya no necesité de más análisis. Todos los proyectos se habían desplomado, todo el futuro dejó de existir y yo veía extrañada que con la cosa tan grande que me había pasado, todo seguía igual: los coches circulaban, los autobuses lo mismo, las vacaciones, las compras, las ventas, las modas, y ¡se había ido mi hijo!. Ví ese gran espejismo que vivimos, porque todo lo que aquí planificamos con tanto empeño, con tanto interés porque nos va a aportar esto o aquello, simplemente todo eso se llevará a cabo si se nos permite, y nosotros nos creemos los dueños y señores. El verdadero mundo es ese que yo siempre buscaba, EL ESPIRITUAL, Y ESTO UN ESPEJISMO.Otra cosa bien clara, yo pensaba que estaba un poquito adelantada en el desapego y yo entendía que simplemente teníamos que no estar apegados a lo material, a las pasiones, etc.; pero es mucho más, porque nosotros decimos MI HIJO, sin darnos cuenta que él y cada uno de nosotros somos hijos del mismo padre. Aquí tienen sentido las palabras de Kalil Gibran: “Mis hijos no son mis hijos, sino los hijos de la vida….”. Es doloroso, pero es verdad  y los sucesos de la vida vienen a demostrárnoslo.Entiendo que el conocimiento no cumple su fin si no se traduce en servicio y eso quiere decir que yo en mi semejante debo ver a mi hermano, y no me equivoco en absoluto, y portarme como tal, y es un rato difícil, pero si no lo intentamos no sé como decimos esa expresión tan usada de “yo soy bueno porque no robo ni he matado a nadie”.Se que tengo que seguir con el estudio, con la meditación diaria y con el mejor servicio que sea capaz de llevar a cabo.Aceptar la voluntad de Dios nos servirá de mucho, porque yo creo que la mayoría de nosotros ya nos hemos peleado bastante con él, y yo la primera, y la guerra no es buena y no la vamos a practicar con quien más nos ama.No sé si he explicado la diferencia entre orar y meditar. Orar = hablar con Dios, invocar. Meditación = Conseguir la armonía necesaria con nuestra alma (serenidad física, emocional y mental) para obtener la atención necesaria y escuchar. No se obtienen los frutos de la noche a la mañana, pero con el tiempo los frutos se ven.El fin de la meditación no es quedarnos muy tranquilitos y muy a gusto, eso es algo previo a la escucha, pero el fin propiamente dicho es conseguir la luz, el conocimiento y la sabiduría para compartir con los demás o lo que es lo mismo “SERVICIO”.۞  María Lourdes, Madrid. [Me escribió José Luís, desde Barcelona, de parte de ella. Como no sabía nada sobre él, le pedí a María L. que me lo  presentara. Esto es lo que ella me contestó. Lo pongo aquí, antes del testimonio de José Luís sobre el Paso de su hijo Sergi. Alfredo]María L., Madrid (23.01.07) A José Luís y Loly les conocí hace más de dos años, por internet. Establecimos una buena amistad, muy cariñosa. Tienen dos hijos: Adrián, el más pequeño (que vale un potosí, estudioso, responsable, buen chico, alegría de sus padres…) y Sergi, que traspasó a causa de un cáncer linfático fulminante, hace más de un año. Tenía 19 años.Sergi era  -bueno, ES- un chico especial, como todos los que Dios se lleva a su lado (escoge las mejores piezas de fruta jugosa, para eso es el SEMBRADOR, aunque cause el dolor más tremendo que existe. Lo hace por bien, pero para nosotros que permanecemos aún aquí, es espantoso hasta poder ir asimilándolo).Cuando nos conocimos, no teníamos ni idea de lo que iba a ocurrir con Sergio. Le detectaron un bulto bajo la axila y resultó ser un cáncer. El tratamiento de quimioterapia fue tan agresivo que le destruyó hígado y riñones. Todo esto fue en pocos meses. Fue un auténtico mazazo para todos (tengo que reconocer que yo me rebelé, a pesar de saber que sobrevivimos -me pareció una “canallada”, que Dios me perdone-).Mientras, él estuvo animando a toda la familia, como si no fuese el enfermo. Llevó su enfermedad con una dignidad asombrosa (¡cómo se comportan estos seres a los que Dios escoge para tenerlos cuanto antes consigo!).Es un forofo del Real Madrid, sin dejar de lado el Barça (gran equipo donde los haya). Tenía -tiene- la ilusión de hacer una carrera rodeando el Bernabeu. Hemos prometido hacerla en su honor (esperando que nos deje ventaja, claro, porque es joven y nosotros tenemos nuestros añitos).Le pidió a su padre que reclamase para que no le ocurriese a otras personas lo que a él: que se equivocaron de tratamiento (como con la leucemia de Elena, la hija de Jose Luis de la Rica, solo que a éste, cuando  intentó reclamar, le “desaparecieron” el expediente. Espero que mis amigos de Barcelona tengan más suerte y sirva para que las cosas se hagan con más cuidado, pues se trata de vidas humanas y afectan dolorosamente a sus seres queridos). Jose Luís es un gran artista, particularmente con la fotografía. Es IMPRESIONANTE. He visto cosas de él que me han dejado con la boca abierta. Además entiende un montón de informática.Es muy inteligente, gran persona. Es un estupendo padre de familia, a la que adora.Trabaja en el mismo banco que mi padre: el Santander Central Hispano, desde hace 30 años.Es alguien muy creyente, tremendamente sensible, abierto de mente, bondadoso. Todo eso lo sabía antes del traspaso a la luz de su hijo mayor: Sergio. Después lo he confirmado, con enorme satisfacción. José Luís era eso y mucho más. Estoy muy orgullosa de contar con su amistad. Quiero a toda la familia y siento un cariño y admiración especial por Loly, la madre, porque ellas dan la vida al cuerpo físico con su propia sangre y carne; ayudan a construir su espíritu y sienten la pérdida de una forma más parecida a la Virgen María, la Madre de Quien vino a traernos la vida eterna. Ahí englobo mi admiración por su sufrimiento, generosidad y valor. Me descubro ante ellas. Sin dejar de reconocer los sentimientos de los padres: la otra cara de la misma moneda. En este caso una moneda de DOS  CRUCES. Me siento tan poca cosa, que sólo puedo ofrecer mi solidaridad y comprensión, dentro de lo poco que puedo ponerme en su lugar, puesto que no he perdido un hijo. Ese abismo no tiene comparación con nada. Sólo puedo poner mi corazón y mi cariño. Bien poca cosa es. Ojalá pudiera quitarles el sufrimiento, pero Dios sabe el sentido de todo, hasta de lo que menos sentido parece tener. Decirte, simplemente que les quiero, que deseo todo lo mejor para ellos y que los considero parte de mi gente. Y a Sergio, un amigo en la LUZ, como a Elena, Carlos, Constanza y tantos otros…No sé su apellido, ni él el mío. Nunca nos pareció necesario. La comunicación siempre fue estupenda, sin necesidad de este pequeño detalle.En este momento, no sé qué más decirte. Son las tres y media de la madrugada. Estoy contestando el correo, porque no puedo dormir y quería emplear el tiempo en algo útil.Espero haberte aclarado algo. No creo que él tenga inconveniente en hablarte sobre sí mismo. Yo creo que es muy discreto. A veces las personas son más tímidas y hay que respetar la forma de ser de cada cual.De todas formas, está totalmente absorbido por el tema de la supervivencia y aprovecha cada minuto para digerir información tras información, toda la que puede. A todo trapo, devorando todo. Para conocer en qué situación se halla su hijo traspasado. Nunca había tenido contacto con estos temas y por eso está empapándose todo lo que puede sobre ello. Seguro que se quita horas de sueño, porque trabaja muchísimo: tiene una gran responsabilidad en el Banco Santander y el tiempo que le queda es escasísimo. Ahora es vital para él entender, y su poco tiempo disponible lo emplea en ello. Estoy segura de que por eso parece menos comunicativo con otras personas del Grupo. Pero conmigo no lo es. Son las circunstancias. Comprensible y respetable. Además, soy a quien conoció primero y sabe que puede confiar en mí. Ya se dará cuenta de que el tesoro está en vosotros, que yo soy bien poca cosa. Que puede recibir muchísima más ayuda e información por vuestra parte que por la mía. Ya se lo voy diciendo, sobre todo por él, para que tenga contacto con personas valiosas  e informadas que pueden transmitirle muchos conocimientos y, sobre todo, esperanza.Démosle amor, información, confianza y tiempo.  Creo que es la forma de ayudarle, que es de lo que se trata.  Es mi humilde opinión, Alfredo.Un abrazo muy fuerte, como siempre.   María.  ۞  José Luís, Barcelona.  LOS ¿PORQUÉ? Y LOS ¿PARA QUÉ?Dios te bendiga, hermano, siempre que nos pasa algo que no podemos sobrellevar, nos preguntamos: ¿por qué? ¿por qué? ¿por qué a mi? ¿qué he hecho de malo para estar en esta situación? Todos estuvimos en crisis alguna vez en nuestra vida. Las crisis no avisan cuando llegan. Era el año 2000. Una tremenda noticia golpeo mi vida , la de mi esposa y familia: nuestro hijo de tan solo cinco meses dormía con el Señor dejándonos en la mas profunda depresión, No conocíamos personalmente al Señor y eso era mas duro aun. Nos sentíamos culpables: ¿quizás si hubiésemos prestado mas atención, si nos hubiésemos dado cuenta? teníamos todas las respuesta posibles y todas las soluciones, pero mi hijo ya no estaba. El por qué se adueño de nuestro día, el por qué es la pregunta que no ofrece explicación alguna. ¿Cómo explicar algo que no tenía ningún sentido? ¿Por qué señor no me iluminaste un poco siquiera? ¿por qué no estuve ahí ese día? ¿por qué?
      Después del duelo, un año mas tarde, recibimos al Señor en nuestras vidas. El fue nuestro consuelo y nuestra ayuda. El me enseño a hacerle la pregunta correcta, porque lo atacaba con mis por qués. El Espíritu Santo me dice un día: no me preguntes por que, eso te lleva a mirar hacia atrás en tu dolor y no puedes cambiar lo que ya paso. Pregúntame mejor
¿para qué? ¿para qué has pasado esto? ¿para qué permití todo este dolor y este golpe tan profundo?
      Dios permitió que perdiera mi joya más preciada para que tuviera la necesidad de buscarla. ¿Yo te pregunto cual es tu joya más preciada? Los caminos de Dios no son iguales que nuestro caminos. En mi mente humana yo había perdido un hijo aquí en la tierra. En la mente de Dios había ganado un hijo para toda la eternidad junto a El. Si nos detenemos a pensar en como satisfacernos en esta delgada línea de tiempo que Dios nos permite vivir, sentiremos el fracaso y la perdida de no obtener los frutos que deseamos, pero si avanzamos pensando en obtener la corona de vida que es la vida eterna todo lo que hagamos serán frutos eternos. Lo que decidamos hacer hoy será el resultado de lo tengamos mañana.
     ¿Para que? me enseñó a pensar en lo que tengo y no a vivir lamentándome de lo que ya no tengo. Tengo un hijo abrazado en el pecho de Dios y mi meta es que todos estemos allí en ese mismo abrazo. ¿Cuales son tus metas eternas?
     Hebreos cap.12 tiene unas expresiones y explicaciones mas claras de para que nos sucede lo que nos sucede. Te invito a que lo leas y puedas, junto con el Espíritu Santo, levantarte de ese lecho espiritual y empezar a caminar hacia el Señor. Detén tu andar vertiginoso y entra al silbo apacible de su presencia. Solamente allí encontraras todas las respuestas a tus preguntas. Dios es nuestra respuesta final.
     Salmo 27:14 aguarda a Jehová, esfuérzate y aliéntese tu corazón; si, espera en Jehová.
     Hebreos cap 12. Poner los ojos en Jesús, autor y consumador de la fe” (12:2). No pongas los ojos en los que tienen poder, o dinero, o fama, ¡pon los ojos en Jesús!, que es la persona del mundo más poderosa, la más famosa, y más rica, y lo tiene todo para ti.
    ¿Y los sufrimientos? Esto es maravilloso: Son regalos que nos hace Dios, nuestro Padre, que se porta con nosotros como Padre, y ¿qué padre hay que no castigue a su querido hijo? Pues Dios castiga a todo el que recibe por hijo, y al que ama, lo azota, dice en 12:6… y luego menciona la palabra “bastardo”, que es la única vez que aparece en la Biblia: Dice que si Dios no os castigara, sería prueba de que no seríais verdaderos hijos de Dios, sino “hijos bastardos” de Dios. Cada dolor que Dios nos manda es como la inyección que yo ponía a mi hijo, es porque lo necesitamos para sanarnos de nuestro egoísmo o envidia, o falta de fe. O como los golpes del artista al mármol, para purificarlo y convertirlo en una estatua preciosa… porque al cielo no puede entrar nada impuro, y todo el negocio de Dios es amarnos con amor eterno, es tratar de llevarnos al cielo, para que gocemos eternamente en su amistad y amor, ¡aleluya!
      DIOS TE BENDIGA E ILUMINE TU MENTE CON SABIDURIA. NO OLVIDES QUE TENEMOS LA
MENTE DE CRISTO.
Gracias, Alfredo, en base a este archivo te voy  a comentar que a una compañera (que me es de toda credibilidad) al fallecer creo que era su suegra,  vieron tanto ella como su marido, como una especie de  luz que ascendía desde su  cuerpo hacia arriba. Esta misma persona, cuando falleció mi hijo, lo primero que me dijo: ten la seguridad que algún día le podrás dar un abrazo no lo has perdido. Un fuerte abrazo y feliz domingo¡¡ José Luís 

  Álvaro Peiró, Gandía (Valencia). Da su particular opinión sobre los que no admiten las “voces”, después de la conversación que tuvo con el amigo Antonio López Baos.Hay gente que opina que los que escuchan voces interiores son histéricos. ¡Gracias a Dios que ya no existe la Inquisición! Para muchos amar mucho y ser humildes es de locos. Pues vale más ser un loco noble que un cuedo incrédulo. Hay mucha gente, como Antonio, que curan y, a través de ellos, se hacen verdaderos prodigios; pero como en todo hay detractores que en lugar de comprobar si hay fraude, prefieren desacreditar o insultar; así se quedan tranquilos.Hay que destacar que uno no es nada sin la voluntad de Dios; por eso, cuando se cura la enfermedad, la energía viene de Dios. Si algunos cobran, algunos catalogan a todos igual. Jesús curaba y terminó en la cruz.Antonio y Nieves dicen que la posesión por espíritus malignos no está hoy bien vista. Yo creo que, en el mundo espiritual, no hay nada bien visto, por los fraudes que existen. Y, encima, cuando se habla de esto, hay gente que dice que todo es obra del demonio. Mientras la sociedad no admita estas cosas, iremos a porrazos. Cuando leo lo del Vuelo de la Mariposa, e da emoción y me acuerdo mucho de José Luís, perona a la que adoro. La verdad es que me gustaría aprenderlo. Éste es uno de tantos caminos que nos demuestra que hay otra vida después de ésta. Pero somos tan zoquetes que, aun palpándolo, no lo creemos. Dicen que “nadie ha vuelto para contarlo”. Gracias a Dios, cada vez hay más gente que tiene experiencias y lo cree.Referente a santa Teresa, lo mismo que Juana de Arco, las voces pueden ser de sus protectores o guías, voces de hermanos de luz elevados con misiones a cumplir por orden de Dios, para que estas hermanas las realizasen. El mundo material todo eso lo desconoce, lo toman todo como imaginaciones o brujerías; por eso quemaron a Juana de Arco, dentro de la propia Iglesia. Hay médiums también, pero lo llevan oculto para no escandalizar. La Iglesia no puede predicar una cosa y después hacer otra. Hoy están divididos. Unos creen y otros no. Lo importante es seguir luchan y cada vez seremos más.Un fuerte abrazo para todos los del grupo.۞  Diálogo de Alfredo y Ana, Córdoba. [Ana, de Córdoba, es amiga de María Rosa, de Madrid Ésta le envía una Comunicación de nuestro grupo. Ana no acierta a abrirla y me pide vuelva a enviársela   puede leerla y me pide se la vuelva a enviar. Así lo hago. Con ese motivo, comenzamos a escribirnos. Pero, por lo que se ve, Ana es muy prudente y quiere sabe quién soy. Me  escribe:]Ana. Querido Alfredo: He visto tu correo y sólo he leído un poco porque hace falta un tiempo, pero lo haré, pero sí que me agradaría que me dijeses, si no es ninguna indiscreción, en qué ideología estás situado (católico, Evangélico, Espirita, etc.). Por mi parte todos mis respetos, pero me agradaría saberlo.
    Gracias y un saludo, Ana
Alfredo. Querida Ana: Me parece muy prudente por tu parte la pregunta que me haces. Te respondo de mil amores. Soy católico, me encantan santa Teresa y santa Juana de Arco. Por eso propongo, en la última comunicación, reflexionar sobre la “voz interior” que escucha santa Teresa y compararla con la que escuchaba Juana de Arco. Esta comparación la hará Julio, médico de Santa Cristina, Madrid [por cierto, tú Ana ¿eres de Madrid?] en la reunión que tendremos el segundo martes de febrero [nos reunimos los segundos martes de mes en los Carmelitas de Plaza de España].     Te añadiré más. Yo he sido sacerdote católico hasta que pedí la secularización. A la jerarquía de la Iglesia le parecía por entonces [hace ya 40 años] que no debía permitir que los sacerdotes secularizados ejercieran en una parroquia. Un poco por eso y porque a mí me parecía que personas que habían perdido un ser querido, necesitaban una base cierta para su esperanza de que no todo había terminado. Comencé a traducir libros sobre el más allá, para ver si había algo de verdad en lo que se decía de las comunicaciones de los muertos. Y a partir de ahí, vino todo…       En fin, creo que esto puede serte suficiente, por ahora, para responder a lo que me preguntas. Pregunta, por otra parte que, como te digo más arriba, me parece absolutamente pertinente. Mi mejor saludo. Alfredo           Ana. Querido Alfredo: Con la misma honestidad que tu me hablas y que te agradezco, lo voy a hacer yo y va por delante mi respeto que espero que compartas.
    Como casi todos los españoles estoy educada en el catolicismo y en colegio de monjas. Agradezco muchas cosas a esa educación, pero siempre ha habido otras que no he compartido y que no podía entender, y si Dios nos hizo a su imagen y semejanza deberíamos entenderlo todo o casi todo, en la medida que andemos el camino. He sido y soy una buscadora, porque los talentos nos han sido dados para multiplicarlos y no para enterrarlos y se nos dará el ciento por uno y es una cosa de la que yo doy fe.
        Hoy yo me identifico como esotérica: la ciencia que estudia la raíz más profunda de todas las cosas, el ALMA de todas las cosas. No es nada fácil, sino muy difícil, pero en la medida que más trabajamos y doblegamos la personalidad la luz del alma se expande.
        Respeto todas las creencias y deseo llegar al amor incondicional y ojala que un día lleguemos a la RELIGION UNIVERSAL, porque es sólo un DIOS el que existe, por muchos nombres que le demos, y todos somos hermanos y formamos parte de una unidad y lo tendremos que ir descubriéndolo en ese interior nuestro que todo lo encierra.
        Le he mandado, por correo postal, a María Rosa Martínez un artículo mío que he enviado a una revista y de alguna manera define mi ideología y mi criterio, sin que eso signifique nada más que un descubrimiento más en mi vida en ese afán de búsqueda. Si quieres le puedes decir a María Rosa que te lo enseñe.
        Yo ya no me espanto de nada y no me creo que sea mejor ni peor que nadie, ni más ni menos, ni juzgo ni señalo, simplemente busco con honestidad. Creo que así llevo toda mi vida, antes de forma más inconsciente y ahora más consciente y estudiando mucho más. Tengo una buena relación con un sacerdote casado que comparte estas ideas que te expongo y que como yo está descubriendo un mundo nuevo infinitamente más lógico.
        Se me olvidaba, soy de Córdoba y vivo en Córdoba.
        Recibe mis respetos y un fuerte abrazo     ANA
Alfredo. Querida Ana: Gracias también por tu honestidad. Comparto contigo el deseo de respetar a todo el mundo, crean lo que crean. Me gusta lo de buscadora. Yo también me reconozco en esa faceta.  Te cuento una pequeña anécdota a propósito de lo que dices de los talentos. Ayer hablaba yo con un amigo con el que estoy planeado una empresa para producir energía eléctrica. Me decía él que se lanzaba a esta aventura [es unos años más joven que yo] por dos razones, sobre todo: “por mis hijos y por contribuir un poco a evitar el CO2”. Yo le dije que, además de esto, a mí, como creyente, me movía otra idea: si yo tengo un amigo es como tener un “talento” de que habla el Evangelio. Yo no puedo enterrar ese talento, sino que tengo que hacerlo producir. ¡Aunque tenga 73 años como es mi caso! Pero, ¿por qué quedarse mano sobre mano? Me parece fantástico lo de buscar el ALMA de las cosas, de ser, en ese sentido, “radical”. Ojala vayas descubriendo nuevas rutas. Te lo deseo de verdad.Ana. Hola Alfredo: Parece que ya nos conocemos de toda la vida, y posiblemente sea cierto, aunque yo no lo sé. De todas formas, acabo de hacer mi meditación y me ha venido el impulso de decirte algo y así lo hago.
    Yo no pertenezco a ese grupo de personas que ante la pérdida de un ser querido se pasan el resto de su vida viviendo hundidas en ese suceso. Ayer hizo precisamente 3 años de la marcha de mi hijo, lo más grande como seres humanos, y un dolor que no se lo deseo a nadie, pero he llegado a entender que lo que llamamos bueno y malo, Dios nos lo manda para nuestro bien, son experiencias que necesitamos vivir para evolucionar, para llegar a la perfección, pero se nos olvida con frecuencia que Jesús dijo “MI REINO NO ES DE ESTE MUNDO”; aun los que nos llamamos creyentes, desde cualquier vertiente, nos instalamos aquí y aquí queremos vivir como reyes.
       Cualquiera que me oiga hablar puede pensar que lo que digo es una ligereza o es fácil; ni mucho menos, a mí me ha costado mucho trabajo y mucho esfuerzo, pero ese trabajo y ese esfuerzo por aceptar la voluntad de Dios, por intentar comprender lo que yo tenía y tengo que aprender, me ha hecho palpar la certeza de que se nos dará EL CIENTO POR UNO; yo lo he visto ya en muchas ocasiones.
       A mis seres queridos y a los menos queridos, humanamente hablando, procuro dejarlos en paz y les pido que sigan su camino sin preocuparse de nosotros, mentalmente los envuelvo en luz, la luz de la verdad, del amor, de la paz, de la unidad, y les mando todo mi amor incondicional, con el deseo de que no se sientan apegados a la tierra. Estoy segura de que les llega.
       Al principio yo quería ver a mi hijo por encima de todo. Llegué a pedir perdón por esto, porque vi que yo no tengo que ser un obstáculo en su camino, sino todo lo contrario, una ayuda.
       Bueno, Alfredo, cada cual va caminando como puede y como entiende las cosas y para mí, con todos los respetos, se hace camino al andar.
[En otro mensaje] Te voy a decir algo que yo aprendí con la pérdida de mi hijo: el desapego. Sabía lo que significaba y había meditado mucho sobre ello, ví entonces más claro que nunca su significado. No tenemos que estar apegados ni ser dependientes de nada, tenemos que usarlo todo con amor y como un instrumento de servicio, y ni siquiera lo más grande, lo más natural que existe para los seres humanos, un hijo, podemos decir “MI HIJO”, porque lo auténticamente cierto es que él y cada uno de nosotros lo que verdaderamente somos es HIJOS DE DIOS. De todas formas no deja de ser duro y tienes que trabajarte mucho para llegar a esas conclusiones e intentar llegar al conocimiento de Dios. Lo dicho, gracias y un abrazo,  ANA[Ana recibe un correo de su amiga Mª Rosa, que está pasando unos días malos. Me lo cuenta y me dice lo que ella le ha respondido. Me parecen tan auténticos los dos mensajes, que le pido a Mª Rosa permiso para incluir el suyo en esta comunicación, permiso que ya había obtenido de Ana. Helos aquí:] María Rosa. Buenos días Ana: ¿Como estas? Hace mucho que no hablamos de sentimientos (respecto a los seres que se nos han ido). ¿Has tenido alguna señal de tú hijo nueva? Ya sé que con la fé que tienes lo puedes llevar mejor que yo, que me asaltan tantas dudas, pero creo que aún así se hace muy difícil éste peso tan enorme que nos ha caído encima. Yo estoy pasando por un momento muy depresivo, y algunas veces me entra una desesperación grande. Mí vida está llena de soledad y muy a menudo se me llega a hacer insoportable. Te considero, dentro de la desgracia, una mujer afortunada por tener a una hija junto a ti, compartiendo la vida y ayudándote a salir adelante, además de tener una actividad con unas obligaciones diarias. En fin, no quiero amargarte el día con éstas cosas tan tristes…Disfruta hoy de un buen descanso sin trabajo y pásalo lo mejor que puedas. Un fuerte abrazo. María RosaAna. Querida María Rosa: Me hablas del dolor y es normal, ojala que tuviéramos una varita mágica que nos resolviera los problemas, pero no es posible, solo se hace camino al andar y en el camino hay piedras, precipicios, espinas y alguna que otra flor. Somos nosotros los obreros del camino, para de la mejor manera ir descubriendo la causa del sufrimiento, arreglar los desperfectos y  coger las flores que también están ahí.
     Creo que solamente iremos descubriendo la grandeza de Dios en la medida que vayamos aceptando su voluntad y saber que todo tiene una causa aunque en principio no la entendamos. Yo tengo la suerte de haber aceptado desde el principio, como si ya supiera algo o estuviera preparada. De todas formas tenía por delante el trabajo del día a día, porque una cosa es aceptar desde el conocimiento y otra vivirlo, y eso es muy duro, pero también es cierto que se nos da EL CIENTO POR UNO. Yo lo he palpado en muchas ocasiones.
     Posteriormente no he tenido ninguna señal, pero es que ya he desechado la idea, porque he pensado que es un egoísmo por mi parte, porque con eso solo quiero satisfacerme a mi misma, y pienso que a todos los desencarnados debemos dejarlos tranquilos que sigan su camino de luz, así que precisamente hago todo lo contrario a lo que quería al principio. Todos los días me imagino una pirámide y en su base coloco por supuesto a mi hijo, a su padre, etc., etc., e incluyo a otros seres que en vida no lo hicieron muy bien conmigo, es como un gesto de hermandad. A todos los envuelvo en luz, blanca, radiante, transparente; la luz de la verdad, del amor, de la paz. Procuro visualizar esa imagen, aspirando aire y reteniéndolo un poco para que ellos se sientan arropados y queridos, para posteriormente expulsar ese aire con esa forma mental llena de amor y para que sea una realidad.
     Es verdad lo que me dices de mi hija y de mi nieto, pero todo forma parte del camino de cada cual, nada es casualidad. Tú tienes tus vivencias porque son las que necesitas para evolucionar, al igual que yo tengo las mías. Dios es infinitamente bueno y justo y todo lo que nos envía es para nuestro bien y de vez en cuando debemos descansar en El.
     A mí me ocupa mucho tiempo el estudio del esoterismo, que como te decía en el artículo que te envié, es encontrar y profundizar en el alma de todas las cosas.
     En absoluto quiere decir que a mí no me afecten las cosas, ni mucho menos, pero procuro trascenderlas y analizarlas de acuerdo con mi alma.
     Bueno, María Rosa, espero no haberte dado el tostón, solo me comunico contigo sin tapujos, con mi verdad.              
Recibe un fuerte abrazo…….          ANA

   José Luís, Barcelona.        El Perdón. Qué fácil es hablar del perdón, pero que difícil es darlo. Algunos han dicho que es un don el saber que estamos equivocados y que podemos ser perdonados; pero ¿qué pasa con los que se equivocan y nos hacen daño?
        Algunas veces deseamos castigar a dicha persona, pero quienes salen más castigados somos nosotros mismos y para liberarnos es necesario renunciar a esos sentimientos dolorosos que no son nuestros, sino que son de quien nos hizo daño, y hay que dejarlos ir.
      Cuándo sucede esto, me pregunto, ¿qué hubiera yo hecho en lugar de la otra persona que me hizo daño, si yo hubiera estado en la misma situación y circunstancias?
      Casi siempre concluyo que en ese momento, lo que hizo esa persona fue su mejor opción para él, aunque no para mí, y lo que la otra persona hizo fue sólo protegerse, no fue su intención hacerme daño.
     ¿Acaso no hice sentir yo alguna vez a otra persona de la misma manera?
     ¿Estaré pensando que mis sentimientos valen más que los de la otra persona?
       Y de ahí viene la siguiente reflexión:
      Me siento herido, pero eso no significa que la otra persona sea mala o en verdad quiera hacerme daño. Simplemente la otra persona no conoce toda mi vida ni mi pasado, igual que yo no conozco el suyo, y no sabe lo que traigo guardado en mi historia personal.
      El perdón no se pide, se da… Y la razón más importante para darlo es que
me libero de una gran carga.
      ¿Qué prefieres? ¿Ser feliz o tener la razón?”

julio 2017
L M X J V S D
« Ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Archivo de entradas

EStadistica del blog

  • 129,283 hits