You are currently browsing the category archive for the ‘Estudios’ category.

Una guía de diferentes personas que se han asomado al otro lado de la vida.

Autor: AGUSTÍN (Barcelona)

Durante muchos años me pregunté qué es lo que había después de la muerte; han pasado más de treinta años y muchas son las personas y libros que he ido descubriendo en mi peregrinaje (también viajes de iniciación a distintos países centro y sudamericanos, pero creo que, de momento, no voy a detallarlos aquí). Hay muchísimas más personas que han tenido experiencias transcendentales –me encantaría conocerlas-; no obstante, en las próximas lineas voy a detallar toda aquella información que ha llegado a mis manos y que puede servir de guía a cualquier persona que esté interesada en el tema. Si en algo pueden ayudar, tal y como me ha ayudado a mí, tan sólo me restará dar gracias a Dios.

Quisiera hacer una última reflexión desde la perspectiva que da el tiempo y es la siguiente: para averiguar más sobre este tema tiene que ser todo más sencillo; por tanto, el estudio podía resumirse en saber qué hay en ese más allá. Por un lado tenemos la opción de preguntar a las personas que han sufrido una experiencia cercana a la muerte; una gran mayoría y que en la actualidad se contabilizan por millones a los largo del planeta, nos cuentan al regresar -independientemente de la condición social, nivel cultural, creencias religiosas, sexo, edad, etc.- cómo se habían adentrado en un túnel vislumbrando al final una luz brillante que les atraía como un imán; también se producía un repaso de la vida junto a un Ser de Luz, y la presencia de familiares ya fallecidos que le daban la bienvenida. Dada la similitud de los informes, hay suficientes indicios para pensar muy seriamente que estamos ante un hecho real y que muchas de las diferencias que se observan se producen por la dificultad de explicarlas el propio individuo en función de sus aptitudes de comunicación. Y un hecho trascendental, todos aquellos que se han asomado en el más allá no dudan de que su experiencia ha sido real, tan real e impactante que todos ellos manifiestan el haber perdido el miedo a la muerte.

Y también tenemos, por otro lado, aquellos mensajes que muchos seres fallecidos nos han trasmitido a través de médiums, de pacientes en estado de regresión a vidas pasadas, y por supuesto de las visiones que muchos moribundos relatan en la fase terminal de su vida. Los informes debidamente comprobados se cuentan por miles, por tanto la idea de que existe vida después de la muerte tenemos que considerarla muy seriamente e incorporarlas en nuestras vidas como un hecho real y que se puede verificar sin mucha dificultad. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

Julio, Madrid, traduce un artículo que le encarga José Luís.

La «comunicación post-mortem inducida» Una nueva terapia contra la tristeza  por Michael E. Tymn.

Un psicólogo americano, Allan Botkin, ha puesto a punto una técnica terapéutica a base de EMDR (técnica de desensibilización por movimiento de los ojos) y de comunicación con los difuntos. ¿Alucinación o encuentro real? En todo caso, la curación es el reto.   

Básicamente hay dos explicaciones para una nueva y revolucionaria terapia para tratar el duelo descubierta por el Dr. Allan Botkin, un psicólogo clínico que ejerce en Libertyville, Illinois. O los pacientes con duelo alucinan o entran en contacto con los muertos.

La terapia, denominada “Comunicación inducida con el más-allá” (Induced After-Death Comunication – IADC) provoca que los pacientes vean a sus seres queridos fallecidos y se comuniquen con ellos y, ocasionalmente, también con sus enemigos ya muertos. La IADC es una evolución de la terapia de “Desensibilización y reelaboración mediante movimientos oculares” (Eye Movement Desensitization and Reprocessing – EMDR) que fue descubierta en 1987 por la Dra. Francine Shapiro, de California.

Tal y como explica en su sitio web, Shapiro estaba un día paseando por un parque cuando se dio cuenta de que los movimientos oculares parecían reducir las emociones negativas asociadas con sus propios recuerdos dolorosos. La experimentación dio como resultado el procedimiento que inicialmente denominó “Desensibilización mediante movimientos oculares” (EMD).En la EMDR, después de haber analizado profundamente el problema emocional del paciente y desarrollado un plan de tratamiento, el paciente y el terapeuta se centran en los sucesos dolorosos que, aparentemente, han provocado su trastorno emocional. Se instruye al paciente para centrarse en una imagen concreta o pensamiento negativo mientras, simultáneamente, mueve los ojos de acá para allá, siguiendo los deseos del terapeuta, que se mueven alrededor del campo de visión del paciente durante 20º 30 segundos. Se pide  el paciente que deje su mente en blanco y tome nota de cualquier pensamiento, imagen o recuerdo que se le presente. Después,  se le pide que se centre en un concepto positivo, identificado como tal al principio de la sesión, y de nuevo en el suceso emocionalmente doloroso.

Lee el resto de esta entrada »

septiembre 2017
L M X J V S D
« Ago    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Archivo de entradas

EStadistica del blog

  • 130,371 hits