arnaud02Paráclito: La palabra paráclito (del griego paracletos, abogado) es la transcripción, en español, del nombre dado en griego por San Juan a Cristo y al Espíritu Santo (jn. 14, 16, 26; 16, 7). ¿Qué quiere decir? No lo sabemos con exactitud. En grigo, la palabra deriva de un verbo que quiere decir pedir, orar, consolar, animar, exhortar, defender, y puede designar al que pide, ora, consuela, anima, exhorta, defiende.

Entre los judíos de la Diáspora, se llamaba Paráclito al hombre que estaba al lado del lector de la Biblia para traducir ésta del hebreo a la lengua de los que escuchaban. Es posible que aquí tengamos la imagen a la que Juan quería hacer alusión. Cristo expresa, «traduce», la voluntad del Padre, y el Espíritu «permite» acceder a toda la verdad, porque él no hablará de su propio jefe, sino que dirá lo que oiga (…), «recibirá lo que es de Cristo y os lo comunicará» (Jn 16, 13-14). (Theo, La Procure Terra entière, Paris.)

Ahora fijémonos en lo que hace el Espíritu a través de Jesús. Él lo lleva a tratar a su Padre con un cariño inmenso: “Abba = Papá”. Él le lleva a identificarse con los que sufren prisión, hambre, sed, enfermedad… ¡Pero me temo que repetir esto ya no nos diga nada! ¡Lo hemos oído tantas veces! Por eso, lo mejor tal vez es tratar de descubrir despacio, puntualmente, la segunda presencia de Jesús entre nosotros. Esta es la cualidad crística del Espíritu, dice Arnaud.

¡Buen día!

10/09/93

 EL ESPÍRITU PARÁCLITO[1]

Papá, Mamina,

En la oración, saludáis al Padre: «Padre nuestro», pero es al Hijo a quien debéis encontrar, como en el Icono o en la Eucaristía. Luego, terminada la oración, el Espíritu asumirá la continuación, el Espíritu inseparable de Jesucristo: «El Paráclito, el Espíritu Santo que el Padre enviará en mi nombre, os enseñará todas las cosas y os recordará todo lo que yo os he dicho.» (Jn. 14, 26).

¿Por qué esta palabra Paráclito? ¿Es necesario doble uso? ¡No, en absoluto! Paráclito, es aquí la segunda presencia de Jesús entre vosotros, es la cualidad crística del Espíritu.

Cuando me vaya, «os lo enviaré» (Jn 16, 7)[2]  nos prometió Cristo hablando de él. Pero era necesario en primer lugar que Jesús viniera a enseñarnos con boca de hombre y se fuera luego dejándonos el Espíritu.

Imaginad ahora que Jesús no hubiera vuelto a irse y hubiera sido inmortal en la tierra, ¿qué habría sucedido? Nosotros mortales y no ÉL*. María sin sufrimiento, el buen ladrón no rescatado, Tomás no convencido, Pablo continuaría siendo judío, Mateo, Marcos y Lucas mudos, Juan sin hablarnos del Amor ni del Espíritu, etc., dejo que siga vuestra imaginación…

Jesús se va porque era necesario en un momento dado quitar su rodrigón al árbol para que adquiera fuerza por sí mismo, encuentre su forma y eche raíces: El se va para que nosotros conservásemos Su Palabra, y gozásemos de nuestra libertad espiritual, ayudados solamente por «el Espíritu paráclito»*, que hace de nosotros espíritus no asistidos, sino guiados.

Dios es grandioso, Él crea el Universo y con el Espíritu, Él es Perfecto hasta en la utilidad y la humildad hacia nosotros.

«El Espíritu paráclito», ese vigilante sin dormir nos repite incansablemente que somos amados y que seremos salvados porque Cristo, un día, vino entre nosotros.

Arnaud.

15/09/93

LA PENA DE LAS MADRES
VIDA PROFESIONAL
LEGADO ESPIRITUAL

Queridos míos,

Nuestros asuntos domésticos van a ocupar este mensaje.

En primer lugar, Mamina, mi Mamina, te regaño por dejar que aún atraviese la pena tu corazón. ¿Por qué algunos días estás como si yo no estuviera allí? ¡Yo estoy más vivo que antes, hacemos más cosas juntos! Piensa en aquellos y aquellas que no tienen fe o no tienen la fe sencilla que es la más fuerte y que nos une a vosotros.

Te aseguro, Mamina, que tienes suerte. ¡Yo rodeo de amor tu corazón!

Ahora a ti, papá: no porque recibas los mensajes tienes que ser un santo (¡por supuesto!). Sé tú mismo, pero lo mejor de ti, como cada uno de vosotros.

En tu trabajo hay una guerra, ella ha penetrado un poco en ti.  Lo que tengas que hacer, hazlo, exactamente, sin espíritu de venganza ni de revancha. Aleja esos pensamientos. No se construye la morada de Dios en el corazón si existe la guerra, si no seréis como David a quien Dios pidió que no construyera su Templo: «Has hecho muchas guerras, no construirás una casa en mi honor.» (I Cró. 22, 8), exigiendo que fuera su hijo Salomón el que la construyera.

El Templo de Salomón no es otra cosa que la morada eterna de Dios en vosotros.

Finalmente hablemos del  (…) que os ha hecho una proposición[3]. Como os habéis dado cuenta,  va por un camino equivocado. No tenéis nada que hacer con sus bienes materiales. En cuanto a su herencia literaria y espiritual, ¿no tenéis más que todo eso para ocupar vuestros días y vuestros años?

Si debe consideraros como legatarios, eso no es de él, sino de Pierre y Roland.

No recibáis nada que no os sea dado. Como vuestra acción es desinteresada, también debe serlo respecto a vosotros.

En fin que (…) que aquí amamos a todos, que piense más en preparar su Más allá que su más acá…

Os abrazo a todos mis amados,

Arnaud.

19/09/93

LAS LÁGRIMAS SECAS
MASSIMO

Queridos míos,

Os encontráis entre profesores y doctores en una maravillosa reunión[4].

Cierto, todo esto es muy bonito; pero, ¿dónde se cura el dolor?

Que los profesores y doctores hagan con total libertad lo que saben hacer tan bien, es el trabajo que se les ha asignado. Ayer, no era el vuestro[5], pero en algunos pasos fraternos caminasteis en el sentido de mi misión: EL AMOR*, acompañando a los padres de Massimo[6].

Las lágrimas secas ¿no valen más que todos los sabios estudios, ciertamente necesarios, pero que nunca tendrán tanto peso como el consuelo, en la balanza sostenida por Dios entre sus manos amorosas?

¡La Resurrección final solo tendrá lugar cuando la última lágrima del último hombre se haya secado, no antes!

Queridos míos, os abrazo.

Arnaud.

23/09/93

EL “DOLOR-ENERGÍA”
EL CONSUELO CERCANO

Amados padres,

¡Qué hermosas comuniones he tenido con vosotros durante ese maravilloso encuentro de amor en Italia![7] ¡Pero también qué dificultades casi insuperables para entrar en contacto contigo, Papá! Pues bien, yo había lanzado una llamada de socorro que solo podía expresarse a través de un mensaje, por malo que fuera. Había un centenar de casos trágicamente dolorosos, muy discretos o ignorados…

¿Por qué, me dirás, he necesitado a Massimo[8]? Yo actúo solo, sin embargo, puedo ser ayudado. Massimo está conmigo, como todos ellos; pero ¿por qué él precisamente? ¡No lo sé, por otra parte, qué importa!

Hace poco en Francia, entre nuestros amigos de la Fraternidad Jonathan[9], fue Bruno el que tenía que inspirar a sus padres para que ellos actuaran en el consuelo cercano. Aquí otra vez, ¿por qué él?

Para Massimo, solo sé que a partir del dolor de sus padres, gracias a este “dolor-energía”*, él y yo nos hemos unido en ti. Excepcionalmente, tú necesitabas una foto y fue la suya la que Mamina había llevado con ella[10]. Esta foto entre tus manos jugaba en cierto sentido el papel de elevador de ondas. A veces nos vemos reducidos a esto y así sucedió entonces: tú estabas para mí detrás de una barrera de sonidos rompedores de ondas, infranqueables para la comunicación.

He dicho el “dolor-energía” porque vuestro dolor, o más exactamente, vuestras ondas dolorosas se oponen con la mayor frecuencia a nuestro paso y obstaculizan nuestras señales. Pero en el fondo, el dolor es una energía positiva puesto que es fuente de Esperanza.

En realidad, la Esperanza es una flor que echa raíces en el dolor, el vuestro y el de los demás. Si la separáis de esta raíz, pronto será solo una flor seca, tal vez aún hermosa, pero sin vida.

¡Porque vuestra Esperanza en la Vida Eterna se funda en la Cruz de Cristo y su Resurrección no borra el doloroso camino del Gólgota!

Toda Esperanza descubierta o encontrada impone que se haga obra de amor, si no es un tesoro robado, oculto, un bien que no fructifica, un árbol seco, etc. Pensad en todas las parábolas sobre este tema…

Por eso, incluso en reuniones tan hermosas como éstas, es necesario que actuéis en el consuelo cercano.

Federico[11] intentó este consuelo de corazón a corazón pero está demasiado solo… Papá, ¿te molestaría que él tenga pensamientos reencarnacionistas? ¡El tema de siempre! Mientras la reencarnación sea solo una idea personal no es grave.

La responsabilidad espiritual comienza con la enseñanza pues entonces el cristiano se opone al Mensaje Crístico. La Iglesia terrestre, tan moralizante, ¿no podría ejercer aquí, y en el momento oportuno, su magisterio, teniendo constantemente la valentía de pronunciarse claramente? En los tiempos que corren, esto sería vital para ella. Si no, una ola la hundirá…

¡O se predica a Cristo y la Resurrección, o se predica la lambda[12] y la reencarnación porque, si se acepta esta última, es Lamba la que se debe enseñar y no Cristo!

Pero basta lo dicho sobre la reencarnación, … Volviendo a Federico, es en el amor en el que invierte sus esfuerzos para ese consuelo cercano que podrían tal vez practicar, si lo desean, los padres de Massimo. Ellos tienen los medios para ello.

Este consuelo no es incompatible con los mensajes tecnológicos porque todo depende de la manera de hacerlo.

He dicho y repetido cómo había que hacerlo en la prudencia, la discreción y la oración (con muchas oraciones…)

El consuelo de corazón a corazón debe rodear continuamente esta técnica y el amor del Laura[13] es tan hermoso!

¡Cuántos hombres y mujeres se organizan en torno a ella para evitar toda decepción, cruel para el corazón, y peligrosa  para el espíritu.

Perdonadme que sea tan directivo: esto no viene de mí, sino de más arriba.

Se equivocan sobre el caso de Roberto B…[14] (¡así habría terminado yo con este Congreso!)

Energías muy importantes lo relacionan con lo invisible, por eso vive en un mar agitado de poderosas olas. Como el mar choca con las rocas, sus energías se enfrentan a los hombres y a la vida; y la resaca agrava las cosas…

Cuando se encuentran seres dotados de tales energías, es necesario para dominarlas que las evalúen en el Verbo, porque existe un reino de las palabras que encauza las energías. Así, si digo que hay en mí energías sin evaluarlas, no dirijo el sentido y la mar es tempestad.

Por el contrario, si pronuncio “energías de Amor”* y si además reconozco en la oración que estas energías solo pueden venir de Dios, acepto la fuente de ellas.

En fin si admito, sin orgullo, que solo me son dadas por el amor al otro, calmo toda tempestad. Si no, sería como Pedro, pero al no tener al Maestro que me dé la mano, me hundiré sin esperanza.

Rezad por Roberto y amadlo. Lo necesita mucho y lo aceptará.

Arnaud.


[1] . Paráclito: (Gr. Paraklêtos, «invocado»). Término propio de Juan. «El que ayuda», pero también «El intercesor»,«el abogado» , «el defensor», «el consolador» según el diccionario de la Biblia de André-Marie GERARD.

[2] . (Jn 16, 7) «Os digo la verdad: es bueno para vosotros que yo me vaya; porque si no me voy, el Consejero no vendrá a vosotros; si por el contrario me voy, os lo enviaré» según la traducción de Pierre de Beaumont.

[3] . Se trataba de una propuesta de transacción inmobiliaria (que nosotros rechazamos) al final de la cual objetos que habían pertenecido a los mensajeros crísticos Pierre MONNIER y Roland de JOUVENEL habrían podido ser propiedad nuestra.

[4] . 7º Congreso Internacional del Movimiento de la Esperanza en Cattolica (Italia) los días 17-18-19 de septiembre. Este mensaje fue recibido durante una conferencia el último día (ver explicación en el mensaje siguiente).

[5] . Nosotros solo estábamos allí como ponentes para dar una charla sobre “Hacia el Sol de Dios” y los mensajes crísticos en Francia.

[6] . En la calle, al volver a nuestro hotel, nos cruzamos con los padres de Massimo Sala, un joven que dejó la Tierra el 23/07/91 cuando iba a cumplir 20 años (nacido el 10/09/71).

El rostro doloroso de este padre y de esta madre que parecían tan solos nos había movido a tratar de ayudarlos…

[7] . Congreso del Movimiento de la Esperanza en Cattolica al que habíamos asistido y durante el cual nos había sido enviado el mensaje anterior relacionado con Massimo Sala.

[8] . Massimo se cita en la comunicación anterior.

[9] . Fraternidad Jonathan-Pierres vivantes  (Tomo I, 27/12/89,  24/09/90, 30/09/90 y Tomo II,  30/01/9! y 10/02/93)

[10] . El sábado 18, durante el encuentro con los padres de Massimo, estos nos entregaron una foto de su a hijo. Una cara hermosa con la mirada limpia y luminosa miran muy lejos y muy arriba. Imposible eludirla. Yo coloqué esta foto en la mesilla de nuche al lado de la de Arnaud.

Domingo 19: Habíamos atravesado el umbral de la habitación del hotel para dirigirnos a la última mañana del Congreso cuando una “intuición” me hizo volver sobre mis pasos y, contra toda lógica, tomar la foto de Massimo así como un clasificador, sin decírselo a Paul, muy sorprendido más tarde al verme entregársela así como el clasificador. Y es el mensaje del 19 tomado en pocos segundos durante una conferencia, lo que es excepcional y que jamás se ha reproducido.

[11] . Federico: autor  -entre otras-  de una obra de consuelo “E ancora con te!”: “El está todavía contigo” no traducida en francés.

[12] . Lambda: Undécima letra del alfabeto griego que corresponde a la L española. En el lenguaje corriente, se refiere a una persona cuya identidad concreta no tiene gran importancia porque puede ser cualquiera… Esto podría expresarse de una manera más superficial: “o bien se predica X o Y” pero la elección de una letra griga “media” es más rica de sentido espiritual puesto que marca implícitamente el contraste con Cristo que es El Único. El es Alfa y Omega, el comienzo y el fin.

[13] . Laura: Mamá siciliana muy creyente cuyo hijo Corrado dejó la tierra el 7 de octubre de 1983 (sobredosis) y que después, en el seno del Movimiento de la Esperanza se dedica con entrega y abnegación a difundir la Esperanza.

[14] .  Roberto B… Padre de hijo de luz: Andrea. Dotado de sorprendentes facultades paranormales que le aportaron cierta notoriedad…

Anuncios